El 95 % de los inquilinos de viviendas pagaron en regla. Cómo ven el futuro del sector las inmobiliarias, ya exceptuadas del aislamiento.

Hace casi dos meses que el país se paró para demorar lo más posible las transmisiones de coronavirus. Uno de los primeros sectores que suscitó medidas del Gobierno nacional, en medio de la incertidumbre que trajo el aislamiento obligatorio, fue el de los alquileres. El 29 de marzo salió un decreto del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat que suspendió desalojos y congeló el valor de los alquileres, entre otras disposiciones. En Mendoza, de acuerdo a las consultas realizadas por este medio, los inconvenientes para afrontar los pagos mensuales los tuvieron principalmente los locales comerciales.

LEER TAMBIÉN

“El decreto, en términos generales, se ha estado cumpliendo —aseguró Estanislao Puelles Milan, presidente del Colegio de Corredores Públicos e Inmobiliarios de Mendoza (CCPIM), en diálogo con Unidiversidad—. Por supuesto, como en todos los casos, siempre hay excepciones. Hay propietarios que exigen cosas que están fuera de la normativa, pero el DNU en la mayoría de casos se ha cumplido”.

Cuando empezó el aislamiento, desde el sector pidieron buena predisposición de las partes para atender a las dificultades surgidas, y parece que, pese al decreto que los ampara, los inquilinos la han tenido. Juan Carlos Coccia, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Mendoza, corroboró la situación: “En lo que es vivienda, se ha venido pagando prácticamente el 100 %. En lo comercial, hay muchos que quieren rescindir porque ya no pueden pagar el alquiler”.

En relación con el valor de los alquileres después del 30 de septiembre, el límite del congelamiento impuesto por el decreto, Puelles señaló: “Van a seguir con las mismas actualizaciones que se vienen haciendo, ya que los alquileres están muy atados a la capacidad de pago de los inquilinos y los salarios siguen iguales, incluso algunos salarios hasta se han visto perjudicados”. Miguel Astorga, corredor de Astorga Propiedades, aventuró que los precios de alquileres tenderían a la baja en el futuro

Inmobiliarias y empresas de mudanzas, exceptuadas

Promediando mayo, de a poco las actividades económicas vuelven a funcionar. Las inmobiliarias fueron exceptuadas del aislamiento el jueves 14 de mayo, con restricciones y protocolos sanitarios que cumplir. Se trata de un sector muy golpeado en los últimos dos años, al calor de las grandes devaluaciones que tuvo el peso.

Puelles señaló que la vuelta de las mudanzas era algo “sumamente necesario porque mucha gente necesitaba mudarse desde hacía varias semanas”, y pronosticó un importante movimiento para las próximas semanas.