El veterano bicampeón mundial con el seleccionado de Nueva Zelanda de rugby, Sam Whitelock, aseguró hoy que siente “la misma presión de siempre” vistiendo la casaca de los All Blacks antes del partido que jugará el sábado próximo contra Los Pumas, por el certamen Tres Naciones que se celebra en Australia.

“Nosotros, como All Blacks, siempre nos ponemos bajo una inmensa presión, ya sea ganar, perder o empatar, y creo que siempre nos exigimos a nosotros mismos que salgamos y juguemos realmente bien”, dijo Whitelock, segunda línea de 32 años, según el Otago Daily Times.

Nueva Zelanda cayó por 25 a 15 ante Los Pumas el 14 de noviembre pasado, en la tercera fecha del Tres Naciones, y la prensa oceánica calificó ese revés como el más importante de la historia de los All Blacks, por lo inesperado y por las diferencias con el adversario.

“Hay un poco de presión en este momento, pero la realidad es que hay presión cada semana y tienes que aceptarla”, apuntó Whitelock de 2,03 metros y 114 kilos, campeón mundial en 2011 y 2015.

“No jugaremos el partido de manera diferente en cuanto a las expectativas, siempre habrá exigencias interna y externa para ganar” agregó el jugador de Crusaders, quien ganó la final del Super Rugby 2019 ante Jaguares.

Con dos semanas para superar el marcador en contra y dos derrotas consecutivas (Australia y Argentina) Whitelock cree que les vino bien ese tiempo de descanso.

“Usamos la semana pasada de forma diferente y tuvimos tiempo extra para tener pequeñas charlas que durante una semana previa a un test no hay tiempo para hacer. Queremos en este último partido mostrar las mejoras que logramos en los últimos ocho o nueve días”, concluyó.

Nueva Zelanda y Argentina jugarán el sábado próximo a las 5.45 en el McDonald Jones de Newcastle.