La denuncia penal es por los presuntos delitos de “homicidio con dolo eventual y abandono de persona”

El viernes pasado, murió en Santa Fé una joven de 22 años debido al Covid-19 y el colapso sanitario. La familia de Lara Arreguiz formuló una denuncia penal contra los tres hospitales donde fue atendida por los presuntos delitos de “homicidio con dolo eventual y abandono de persona”, dijeron hoy voceros judiciales.

A través del abogado Diego Lorefice, Claudia Sánchez, mamá de Lara, presentó una denuncia que en principio involucra a los directivos, personal médico, enfermeros y de seguridad de los hospitales Protomédico Manuel Rodríguez de la ciudad de Recreo, el viejo hospital Iturraspe y el nuevo que lleva el mismo nombre, ambos de la capital provincial.

El abogado pidió que se abra una investigación para deslindar posibles responsabilidades penales en el accionar del personal de salud. Esto se debe a que la joven fallecida mientras era asistida en el viejo hospital Iturraspe debió aguardar unos días hasta conseguir cama.

En la causa interviene el fiscal de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación (MPA), Andrés Marchi, quien ordenó la realización de una autopsia sobre el cuerpo de Lara, entre otras medidas de prueba.

La joven era estudiante de Veterinaria en la ciudad de Esperanza. Aguardaba su turno de vacunación ya que era considerada población de riesgo debido a que era insulinodependiente.

El director de Tercer Nivel del Ministerio de Salud, Rodrigo Mediavilla, sostuvo que en el caso de Lara “sin dudas” hubo “un error de empatía propia del hospital, que ya hemos hablado para subsanarlo”.

“Es un error propio del sistema en el que vivimos hace un año y medio los médicos. Están cansados, estresados, colapsados. Asumo el error como propio y le pido perdón a la familia. Sé que no basta, pero pido perdón a la familia”, dijo Mediavilla en diálogo con radio Universidad.

DÍA 1

Lara comenzó con síntomas el 13 de mayo, por lo que su madre fue a buscarla a Esperanza para hacerla atender en Santa Fe, y según la mujer en un primer momento la enviaron a su casa debido a que no tenían medios para asistirla.

El lunes 17 la joven fue nuevamente llevada a un centro asistencial, donde la hisoparon, le realizaron otros estudios y volvieron a enviarla a su casa.

Luego, con el empeoramiento de su estado general, su familia la trasladó hasta el nuevo hospital Iturraspe. Allí tuvo que esperar en el pasillo y se le tomó una imagen que pronto se viralizó en redes sociales.

“Me dijo que quería acostarse y le pregunté al de Seguridad si podía recostarse en una camilla del pasillo, pero nos dijo que no”, añadió Sánchez, quien contó luego que su hija se acostó en el piso y que una señora les prestó su campera para protegerla del frío.

Tras el paso de algunas horas, Lara fue derivada a una sala del viejo hospital Iturraspe. El mismo quedó desocupado por la inauguración del nuevo y fue acondicionado para tratar pacientes de Covid-19.

En los días siguientes los médicos pudieron controlar la glucemia, pero el coronavirus dañó sus pulmones. De esta manera fue llevada a la sala de cuidados intensivos, donde murió en la madrugada del viernes tras sufrir tres paros.


-->