El titular de la DGE brindó una conferencia de prensa desde la Casa de Gobierno. Si bien enumeró los puntos más fuertes de la propuesta para volver a las aulas, no dio una fecha concreta para que esto suceda.

El Director General de Escuelas (DGE), José Thomas, presentó en conferencia de prensa el protocolo para el regreso a las aulas en Mendoza. Si bien dio detalles de la propuesta, indicó que aún no hay un fecha concreta sobre la vuelta a clases.

Thomas participó el mediodía de una reunión virtual entre el Consejo Federal de Educación, donde se aprobó de manera unánime el protocolo. Sin embargo, el regreso a las aulas se dará “cuando sea posible”, según explicó Thomas.

“Más que certezas sobre una fecha de retorno a las aulas, este protocolo lleva tranquilidad de que hay un piso mínimo de medidas que se deberán tomar antes de volver a algún tipo de presencialidad”, indicó.

Por otor lado, y lugar de indicar que el ciclo lectivo 2020 comenzó de manera “inusual”, Thomas advirtió que “el segundo cuatrimestre tampoco será normal, sino que habrá una bimodalidad a partir de algún momento que no sabemos cuál va a hacer, entre la no presencialidad y la presencialidad, que se mantendrá hasta fin de año, seguramente”.

“Lleva tranquilidad de que hay un piso mínimo de medidas que se deben tomar antes de que se vuelva a algún tipo de presencialidad”, indicó el funcionario educativo.

En este sentido, Thomas explicó que se tratará de una educación bimoda: incluirá tanto la presencialidad como la virtualidad.

Según explicó el protocolo detalla cómo se deberá preparar cada establecimiento, como así también la higiene de los alumnos y la capacitación de los docentes y personal. “Cómo preparar a cada una de las instituciones para que estén a la altura de las circunstancias; cómo garantizar la seguridad y la higiene mientras los chicos empiezan alguna presencialidad escalonada; y cómo formar y capacitar a toda la comunidad educativa en lo que será la forma de moverse en la escuela”, son los tres puntos fundamentales sobre los que se basa el protocolo.

“Vamos a escuchar tanto a los docentes y a los directivos”, sostuvo en relación a la sobrecarga laboral de los trabajadores, y remarcó que una preocupación es la conexión digital: “Nos preocupa la desconexión pedagógica de los chicos en su casa, que no tienen ayuda para las tareas”.

Thomas también se mostró abierto a “escuchar a los padres para ser cómo ven ellos la posibilidad de regreso”, y remarcó que tanto los docentes como los alumnos que sean parte de los grupos de riesgo, “no deberán volver a clases”.