En la Segunda Sección, sobre calles Teniente 1º Ibañez y Salta, vecinos y vecinas incorporaron este sistema de seguridad en sus calles. De igual manera lo hicieron en el barrio Soberanía Nacional, en la intersección de calle Azurduy y José Ingenieros.


 

Barrios y secciones de la capital mendocina han elegido el sistema de Alarma Comunitaria como herramienta de protección, una iniciativa que cada vez genera mayores adeptos, ya que no solo brega por la seguridad, sino también por la unión y participación entre vecinos. El acto, contó con la presencia del coordinador de Prevención Ciudadana, Pablo Levin y la subsecretaria de Atención y Cercanía, Carina Vicario.

En ambos sitios, vecinos y vecinas evacuaron sus dudas respecto a la implementación del sistema y utilizaron sus celulares para dar marcha al mismo por medio de la aplicación. Los vecinos ahora cuentan con una nueva herramienta de prevención para disuadir hechos delictivos. Además, los presentes estuvieron atentos a la nueva capacitación que, en terreno, se brindó, como complemento a la que días antes recibieron en el microcine y en el CIC 2, respectivamente.

Cabe destacar que luego de la colocación de estas últimas, ya son 24 las Alarmas Comunitarias que han sido colocadas en la Ciudad de Mendoza en tan solo dos meses y medio, y hay más de 50 pedidos hechos a la fecha de grupos de vecinos que se irán capacitando para su instalación en los próximos días. De esta manera, no solo han logrado prevenir el delito sino generar un círculo de apoyo, compromiso, contención y sobre todo responsabilidad para asumir los riesgos y resolver más rápidamente.

Cómo ser parte del programa Alarma Comunitaria

Es necesario configurar un grupo de al menos diez vecinos y vecinas, quienes deberán inscribirse por medio de un formulario web y realizar una capacitación. El costo de la instalación y la puesta en funcionamiento de la alarma será de 8000 unidades tributarias municipales (UTM) y correrá por cuenta de los miembros. El monto se dividirá entre la cantidad de adherentes en hasta 6 cuotas sin interés. El mantenimiento, la adecuación, la reparación o la actualización de los equipos tendrán un valor de 4000 UTM.

El programa apelará a recursos accesibles para cumplir con su cometido, como una app (SAC Ciudad), sirenas, un dispositivo de datos y cartelería. El usuario que presencie o vivencie un suceso deberá activar el botón de alerta para hacer sonar las sirenas y enviarle un SMS a su grupo de vecinos. Será notificado también el operador del Centro de Visualización y Monitoreo de la Ciudad, quien se comunicará con la persona denunciante para conformar la emergencia y desplazar movilidades en caso de corresponder. Cabe destacar que el sistema clasificará y georrefenciará los incidentes y las urgencias.

A través de la aplicación de Alarma Comunitaria, podrá darse aviso también de hechos de violencia de género. En estos casos, solo se notificará al Centro de Visualización y Monitoreo para que actúe según el protocolo. Por otra parte, la plataforma le permitirá al usuario enviar un aviso a un grupo seleccionado de contactos de que se encuentra camino a casa. De esta manera, sus allegados podrán corroborar que llegue bien a su domicilio.

Fuente: Prensa Ciudad de Mendoza


-->