La actriz le había prometido a la diseñadora, quien falleció hace un mes, que su bebé y Amancio serían amigos

La semana pasada, la China Suárez emprendió un viaje a Miami acompañada por su mamá y Magnolia y Amancio, sus hijos menores. Esta viaje llamó la atención de todos ya que justo coincidió con el regreso de Benjamín Vicuña de Chile, quien quedó varado por tres meses en el país vecino. 

Al no cruzarse, las especulaciones sobre una nueva crisis entre ellos explotaron pero fue la misma China, quien, tras llegar al país, desmintió esta información en diálogo con Intrusos: “No estoy separada. Me llamaron todas mis amigas, pero no”.

Sobre los motivos del viaje, la actriz reveló que, además del trabajo que tenía pautado, quiso visitar a la familia de su amiga Sofía Sarkany, que falleció el mes pasado debido a un cáncer de útero.

Una semana antes de su fallecimiento, la joven diseñadora se había convertido en la mamá de Félix, su primer hijo junto a su pareja Tomás Allende, y la actriz quiso ir a visitarlo ya que, como prometió, quería lograr que el bebé de su amiga y Amancio sean compañeros de aventuras.

Sofía Sarkany con su bebé Félix, días antes de su fallecimiento.

“Contame, ¿cómo estás después de lo que le ocurrió a Sofía?”, le preguntó Gonzalo Vázquez, el notero de Intrusos. “Es un tema muy delicado, pero por suerte pude ver a la familia, pude conocer a su bebé. A eso fui”, respondió ella sin entrar en detalles.


-->