Como es habitual, Diario Jornada, a través de la periodista y escritora mendocina, Andrea Daniel Villegas, analiza una obra literaria. En esta oportunidad es “La Catedral del Mar”. “La inquisición, las pestes y crisis de esa época, la esclavitud, los tratados de comercio, son temas que se encienden con fuerza en las antorchas esta obra” analiza la destacada escritora mendocina

Hoy hacemos a nuestra mente sonreír con el libro “La catedral del mar” de Ildefonso Falcones, Grijalbo. Esta novela toma como escenario a la Barcelona medieval y nos sumerge en una historia llena de misterios, violencia y pasión; la cual va creciendo piedra a piedra, palabra por palabra, latido a latido, junto a la joya gótica del barrio de La Ribera, la basílica católica Santa María del Mar, que fue construida por el pueblo y para el pueblo catalán en honor a la Virgen del Mar, y el autor toma como inspiración para mostrarnos la vida en aquellos sombríos tiempos.

El autor, con una dinámica ágil e increíble poder descriptivo, envuelve al lector hasta llevarlo directo y sin escalas a las calles polvorientas con aroma a mar de aquella época, tomando la construcción de una basílica, ubicada en la costa de Cataluña; mientras con gran audacia entrelaza un abanico de personajes peculiares, los cuales aparecen cuidadosamente para exponer, con una singularidad minuciosa y cuidada, algún aspecto representativo y simbólico de la Barcelona del 1300.

Con la vida de Arnau Estanyol, como timonel de esta aventura, nos invita a reflexionar sobre el verdadero sentido del coraje y la nobleza, colocando en la vida de este protagonista diversas dificultades, decisiones y retos. Connotando a lo largo de su historia un sinfín de pensamientos, como por ejemplo, que uno puede doblarse, mas no quebrarse; porque en el ring de la vida hay golpes de desgracia y otros de fortuna, pero en ese fluir constante a lo largo de la existencia todos podemos salir de cualquier pozo si creemos en nuestros recursos personales; pues el libro de nuestra vida se escribe siempre con la verdad que emana nuestra propia tinta y por esa razón la oportunidad siempre llama si uno está con los oídos atentos y los ojos dispuestos a verla. No importa cuanto transpiremos, cuanto perdamos o cuanto ganemos, en el balance del tiempo la vida no es mas que lo que uno quiere que la vida sea, ya sea en tiempos violentos medievales o en los sucesos inciertos del presente.

Pero ¿cómo logró transformase en un best seller que vendió más de 6.000.000 de ejemplares en el mundo? Quizá se deba a que esta atrapante historia, si bien es una novela histórica, a diferencia de otras no profundiza demasiado en el rigor histórico que refleja; sino mas bien, busca prevalecer el sentimiento y la emoción por sobre todas las cosas. Ya sea corta o larga la aparición de cualquier personaje, uno como lector puede comprender, con total entendimiento, el por qué y para qué de sus acciones, pues el tratamiento psicológico de cada personaje llega a conmover, ya sean protagonistas o antagonistas, principales o secundarios.

La inquisición, las pestes y crisis de esa época, la esclavitud, los tratados de comercio, son temas que se encienden con fuerza en las antorchas esta obra. Mas lo que llamó mi atención y me dejó boquiabierta fue la voz constante y poderosa que Ildefonso Falcones le entrega a las mujeres; pues más allá de los abusos, injusticias y sumisiones de aquel entonces, la figura femenina es tratada con astucia, haciendo de ellas un pilar fundamental en el desarrollo de esta novela medieval.

Una vibrante novela histórica que traspasó el mundo literario y llegó a plataformas audiovisuales, dando vida y sentido al esfuerzo de un pueblo que luchó unido para rendir, con trabajo y coraje, tributo a su Virgen, en la Iglesia de Santa María del Mar.

Dato curioso: En 1329 comenzó la construcción de este templo y desde ese día existieron dos formas de colaborar en su edificación. Las personas con mayor poder financiaban con su dinero, y los más pobres, como los estibadores del puerto, pusieron la mano de obra. Estos hombres conocidos como los “bastaixos”, movían pesados bloques de piedra desde la cantera de la montaña de Montjuïc hasta la basílica. En homenaje a su esfuerzo, hoy se pueden observar en la puerta principal unos repujados de bronce que los representan, tal como lo hizo el autor #IldefonsoFalcones en su novela.

♾ Aquí les cuento un poco más.  LINK DEL VIDEO (review en Instagram)   

https://www.instagram.com/tv/CTm8zeWptSi/?utm_source=ig_web_copy_link

Andrea Villegas (Periodista y escritora)

@andreamequeson

Momento mequeson · Literatura

#mequeson ♾ me(nte) que son(ríe)


-->