En las primeras horas de la mañana el Cuerpo de investigación fiscal, realizó un allanamiento en la casa de sepelios Pinier, que fue contratada para realizar el servicio fúnebre a Diego Armando Maradona, dado que tres empleados se tomaron imágenes con el cuerpo del 10, que tras ser viralizadas provocaron por ejemplo, que integrantes de la barra de Boca los busquen por sus domicilios y amenacen por medio de llamadas y mensajes.

El motivo de la investigación tiene que ver con dos razones, primero anticiparse de oficio ya que se espera que la familia de Diego haga una denuncia formal, y segundo porque el acto conllevó a que terceros amenacen de muerte a quienes salen en las fotos. Además, hay más material fotográfico que no fue divulgado y la justicia actúa.

Claudio trabajaba en Pinier Sepelios, y es de los tres que aparecen el hombre adulto de anteojos, que posa junto a su hijo de 18 años con el cuerpo de Maradona. Habló en Radio 10 y esto dijo:

“Yo trabajo hace varios años, soy de los que no piensan sacar fotos por respeto, estábamos acomodando todo para llevarlo y me dicen para sacar la foto y listo. Yo hice el servicio al papá de Maradona, en 2015 y no lo hice. No fue mi intención, sé que mucha gente está ofendida y pido perdón, por mí y por Pinier, una empresa que ha trabajado siempre con la empresa. No soy de hacer esas cosas. Recibo amenazas de muerte, contra mí, mis hijos…”

“No fue sacada de mi teléfono esa foto, jamás pensé que alguien lo iba a viralizar. En ese momento pensábamos en que quedara bien Diego, que todo el servicio salga bien. Pinier no tiene la culpa de esto. Ya no estoy más en la empresa, me echaron por algo que yo no hice. En la foto yo justo acomodé la cabeza, me dijeron ‘flaco’ y mi hijo de 18 años, ahí bueno, no sé fue algo instantáneo”.