En una reunión de la que participaron Héctor Ruiz, Intendente de Junín; Pablo García, Director de Bromatología, Veterinaria e Inspección de Industria y Comercio; y William Pojmaevich, gerente de la empresa Recosas; se presentó una lámpara purificadora, que permitirá la desinfección de ambientes del ejecutivo departamental.

De esta manera, Junín es el primer departamento de la provincia en adquirir este elemento que contribuirá a un “ambiente libre de virus y bacterias”, tal como explicaron.

La lámpara es de nivel hospitalario y en establecimientos de la salud se utiliza para la desinfección de quirófanos, por su alta efectividad en la desinfección de ambientes que requieren esterilización continua.

“A través de sus rayos ultravioletas, al entrar en contacto con el oxígeno genera ozono, que es un alto desinfectante que mata virus, bacterias y hongos. Se puede utilizar en espacios de diez metros cuadrados y no genera residuos. Para su mantenimiento solo se requiere cambiar los tubos cada 7.500 horas de uso”, explicó Pojmaevich.

La utilización de este elemento requiere la implementación de protocolos sanitarios para evitar que sea nocivo para la salud y funciona de forma muy simple, desinfectando los ambientes en apenas una hora.