Funcionarios del Gobierno de Mendoza y personal del hospital entregaron regalos a los niños y niñas. Además se presentaron los videos  de Titiricuentos, disponibles desde hoy en la plataforma Mendoza en casa.

En el Día de la Niñez, funcionarios de los ministerios de Cultura y Turismo y de Salud y Desarrollo Social; titiriteros de Mendoza y personal del Servicio de Salud Mental del Hospital Notti compartieron la alegría de los niños y niñas que concurren o permanecen en el centro asistencial. En la organización del festejo colaboró también la Pastoral Obra Jesús Misericordioso.

Por la mañana estuvieron junto a los chicos: la subsecretaria de Planificación del Ministerio de Salud, Mariana Álvarez; el director de Gestión Artística el Ministerio de Cultura y Turismo, Pablo Moreno; el director Ejecutivo del hospital, Jorge Pérez; la subdirectora Asistencial, Beatriz Montenegro y la doctora Adriana Minati, jefa del Servicio de Salud Mental.

La celebración fue motivo para la presentación del ciclo Titiricuentos (Permitido Llorar) que puede disfrutarse a través de la plataforma Mendoza en Casa y que tiene como tema a las emociones en tiempos de pandemia.

Cumpliendo las medidas de distanciamiento y seguridad, luego de la presentación del video, las autoridades recorrieron el SIP 1, entregando regalos a los más pequeños. Se trató de juguetes y juegos desarrollados por emprendedores de la Economía Social y libros infantiles, de autores mendocinos. Cada uno de estos regalos fue sanitizado y envuelto, para la seguridad de los niños internados y sus familias.

Titiricuentos

El ciclo completo consta de 13 capítulos que hablan sobre las emociones en pandemia preparado para las  familias de toda la provincia.

El material, que puede verse desde la plataforma web Mendoza en casa, busca que a través del juego, los niños puedan elaborar las emociones y brindar apoyo y herramientas a los padres o adultos referentes, para el manejo de las mismas.

La jefa del Servicio de Salud Mental del Hospital Notti explicó que en el actual contexto “muchos niños comienzan a necesitar salir, a manifestar miedos, angustias y síntomas como inquietud motora, irritabilidad. En los niños de hasta los 5 o 6 años, se manifiestan síntomas que tienen que ver con la pérdida de la rutina a la que estaban habituados y con la separación de sus contactos primarios o secundarios. En los niños de entre 6 y 12 años, ya hay una necesidad de contacto, más allá de la familia, con amigos o con compañeros del colegio”.