Ese trámite es clave para el cobro de haberes, y cada jubilado debe realizarlo mensualmente.

La ANSeS dispuso hoy extender hasta junio la suspensión del trámite de “fe de vida” para garantizar que los jubilados puedan cobrar sus haberes durante los próximos dos meses.

La medida -destinada a beneficiarios del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA)- regirá para los cobros de mayo y junio, de acuerdo con lo dispuesto en una resolución publicada este jueves en el Boletín Oficial.

La suspensión de la actualización de “fe de vida” ya había sido aplicada en marzo -y también en abril- para los jubilados y pensionados y los beneficiarios de Pensiones No Contributivas, en el marco de las medidas que tomó el Estado Nacional por la emergencia sanitaria que rige en el país, por el coronavirus.

“Resulta necesario continuar tomando medidas excepcionales y urgentes a fin de minimizar los riesgos de la salud pública, en concordancia con las medidas dispuestas por el Estado Nacional”, justificó la ANSeS.