“El Intendente nos pidió que suspendamos los entrenamientos hasta que se dé un protocolo mejor para no tener problemas con la comunidad. Esto nos afecta muchísimo, porque hay pilotos, talleres y gente que vive de esto” dijo Lomoro en Radio Jornada (91.9).

José Luis Lomoro es el propietario del predio en donde se desarrollan la Picadas de Lavalle, predio que está en el ojo de la tormenta porque el pasado fin de semana se disputaron varias actividades en ese recinto y a partir de una serie de denuncias en las redes sociales, el intendente de ese departamento, Roberto Righi, tomó la determinación de ponerle un freno y esperar a que se puedan mejorar los controles sanitarios en ese sitio del norte mendocino.

José Luis Lomoro en Radio Jornada (91.9)

El deporte motor en Argentina, precisamente en Mendoza, fue el centro de las miradas en la últimas horas, debido a una denuncia de que en el recinto de las conocidas Picadas había una buena cantidad de público que no respetaba las protocolos ni las normativas del distanciamiento social.

“No tuvimos problemas porque contamos con una gran presencia policial, del Ministerio de Seguridad de la provincia. Es más, ellos registraron a todos los que estaban ahí y hasta el predio mismo. Hubo mucha mala intención, lo que quisieron es ensuciar las cosas. Este deporte está permitido en toda Argentina, lo dijo el Presidente a través de una cadena nacional” soltó con tono duro en el programa “Para Vivir” que se emite por Radio Jornada (91.9).



/" target="_blank">