¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Voces mendocinas contra la amenaza que se cierne sobre Portezuelo del Viento

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

34° Mendoza

Martes, febrero 07, 2023

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$196,2500

Dólar Ahorro/Turista

$344,30

Dólar Blue

$377,00

Dólar CCL

$366,13

Euro

$203,9425

Riesgo País

1957

34° Mendoza

Martes, febrero 07, 2023

RADIO

ONLINE

Voces mendocinas contra la amenaza que se cierne sobre Portezuelo del Viento

06/06/2020 23:34

Ante la preocupante posición del gobierno nacional sobre la obra del siglo expresada en la voz del presidente Alberto Fernández, representantes de distintos sectores de la provincia expresaron su rechazo a cualquier intento de frenar el proyecto. Aquí la posición de tres referentes de la política y el gobierno provincial pero a ellos se suman innumerables representantes de la vida mendocina que pone todas las esperanzas en una obra que promete dar un fuerte impulso a la provincia.


Portezuelo del viento

Por Julio Cobos, Senador Nacional

En estos días, una vez más, se ha puesto en tela de juicio la ejecución de Portezuelo del Viento. A esta altura, es muy difícil entender y explicar estas idas y vueltas cuando hablamos de una obra que surge de un derecho legítimo de la provincia, reconocida por el Estado Nacional y plasmado en acuerdos a través de las diferentes administraciones nacionales y provinciales; que además siempre estuvo presente en los Presupuestos Nacionales, que de hecho ya se han realizado los giros correspondientes y estamos a semanas de la licitación.

No han sido pocas las veces a lo largo de los años que desde distintos sectores se aborda el tema Portezuelo del Viento en forma confusa, incompleta o errónea. En primer lugar, no es la Nación quién financia la obra, es la Provincia de Mendoza que permite al Estado Nacional el pago en cuotas de un dinero que le pertenece a todos los mendocinos y con el cual se lleva a cabo la obra.

En segundo término, no sorprende la postura de La Pampa porque siempre ha puesto obstáculos ya que lo vincula con su postura respecto al Atuel, pero es preocupante que el Presidente de la Nación consienta -sin fundamento alguno- la reconsideración de este tema ya que conoce el origen del reclamo, la legitimidad y legalidad de la obra y los beneficios que traerá a nuestro país. Él se equivoca al expresar que cuatro provincias no están de acuerdo porque las provincias, salvo La Pampa, estuvieron de acuerdo y están las actas correspondientes.

Recordemos sucintamente el origen de Portezuelo. El Gobernador Lafalla inició un reclamo contra tres decretos del entonces presidente, Carlos Menem; solicitando que se restituyera a Mendoza las sumas de dinero que por coparticipación dejaba de percibir, por la desgravación de impuestos a empresas del régimen de promoción industrial. Al estar establecidos  por decreto y no por una ley como establece nuestra Constitución, aquellos eran inconstitucionales. El juicio fue continuado, primero por el gobernador Iglesias y luego por mi gestión al frente de la provincia.

La Procuración de la Nación dictaminó que la razón le asistía a la provincia. Este dictamen no era vinculante para la Corte, que además no tenía plazos preestablecidos para definir el tema de inconstitucionalidad. Es por esto que se definió lograr un acuerdo extrajudicial para que Mendoza recibiera el pago de los impuestos no percibidos. Así fue que se logró este beneficioso acuerdo político que contemplaba el pago total como si se hubiera ganado el juicio. Para garantizar que esos fondos significara un beneficio para la provincia, se definió que el monto adeudado fuera destinado a la construcción de Portezuelo del viento. La Nación asumió la obligación por la totalidad de la obra, sea cual fuere el valor. El Presidente conoce perfectamente el origen de esta obra, ya que era Jefe de Gabinete del Presidente Néstor Kirchner, cuando firmamos con él el acuerdo para la financiación de la misma.

Lo que sucedió luego es historia conocida. Durante años no se avanzó con la obra, poco y nada se hizo para exigir el cumplimiento a la Nación y avanzar con la obra. El gobernador Alfredo Cornejo retomó las acciones para concretar Portezuelo del Viento y acordó con el entonces presidente Mauricio Macri los detalles para efectivizar el giro de los fondos correspondientes.

Es el actual gobernador el responsable de iniciar y ejecutar la obra y en eso ha estado trabajando junto con su equipo desde el primer momento.

Por eso, por surgir de un acuerdo entre los Estados reconociendo derechos legítimos de los mendocinos, es que no hay posibilidad alguna de cuestionar la legalidad y legitimidad de Portezuelo del Viento. Basta de dilaciones y rodeos, no es potestad del Presidente o del gobernador de turno decidir algo que trasciende personas y momentos políticos; queremos lo que nos corresponde por derecho.


Nuestra Mendoza da batalla. La Autodeterminación en deuda 

Por José Luis Ramón, Diputado Nacional

La Nación Argentina adopta para su gobierno la forma Representativa, Republicana y Federal. (…) Es federal porque los Estados Provinciales conservan su autonomía, a pesar de estar reunidos bajo un gobierno común.

La palabra mágica es autonomía, y la decisión que ha tomado el Gobierno Nacional de supeditar el pago de la deuda que mantiene con la Provincia de Mendoza, a la conformidad del resto de las provincias miembros del COIRCO para la ejecución de Portezuelo del Viento, avasalla nuestra autonomía provincial. Jactarse de federalista hoy no es suficiente para que la ciudadanía confíe, hay que demostrar en hechos lo que se sostiene tan fácilmente en palabras.

La autonomía de nuestra provincia – el federalismo – nos hace dueños de las deudas contraídas pero también, de las deudas que tienen para con nosotros. No es posible quedarse tranquilos si la gestión del Gobierno Nacional, admite francamente y sin tapujos, que no se le pagará a Mendoza la deuda dineraria proveniente de un resarcimiento judicial entre ambas partes, porque las otras provincias no están de acuerdo con el destino de los fondos.

Es posible que no haga falta historizar, sobre los pasos que se han dado en el camino judicial, pero sí lo es remarcar la falta que comete el Gobierno Nacional para con el Acuerdo firmado en 2006 sobre esa deuda para con Mendoza, y mejorado sustancialmente además, por Alfredo Cornejo en 2019.

Acta Acuerdo del 29 de agosto de 2006

En caso de que la Nación no dé oportuno cumplimiento a cualquiera de las obligaciones que le impone el acuerdo, la Provincia queda facultada, sin necesidad de interpelación judicial o extrajudicial alguna, a perseguir el cumplimiento coactivo de la prestación (…)

Sin duda alguna, la Nación incumpliría con su parte correspondiente del acuerdo, y si su defensa será tan sólo que la obra en laque pretendemos invertir los mendocinos no cuenta con el acuerdo de las otras provincias miembros del COIRCO ; entonces podemos advertirle, como ciudadanos mendocinos, que en base a que su deuda deviene de un resarcimiento judicial, es dinero propio del pueblo Mendocino, y somos nosotros, como ciudadanos los únicos que podemos tomar una decisión sobre las asignaciones del mismo, y no un Gobierno Nacional, que intencionadamente y bajo propios intereses, niega el pago de la deuda.

No hace falta poner en discusión una obra para no cumplir un acuerdo, no hace falta insultar la autonomía provincial. De hecho, si el conflicto de intereses es Portezuelo, hay otras obras que podemos discutir. Obras de igual valor productivo para Mendoza, de gran relevancia para el desarrollo económico y menor costo incluso.

Existe una propuesta alternativa, para la construcción de Portezuelo y las obras de Trasvase del Río Grande al Atuel al mismo tiempo, por ejemplo. Una idea que se sustenta en estudios realizados por la consultora HARZA HISSA (UTE) y que se realizó mediante licitación pública del Gobierno Provincial.

La propuesta es la realización de un Portezuelo más chico, con menos costo e igual funcionalidad, que otorgue oportunidad de financiación y ejecución de forma simultánea a la construcción de la 1º Etapa del Trasvase del Río Grande al Río Atuel. Conquistando mejores condiciones económicas, sociales y ambientales también para la matriz productiva de Mendoza.

Por qué no pensar en la oportunidad de poder concluir con esa propuesta de un ferrocarril trasandino. Una cooperación de Mendoza, la Nación Argentina y Chile, un sueño de salida al Océano Pacífico y la alternativa mendocina de poder acceder a otros mercados internacionales sin los gastos que se producen en el transporte hasta el puerto de Buenos Aires.

Hay alternativas si el conflicto es una obra provincial, pero aun así, no hay defensa posible para la injerencia de un Gobierno Nacional en las decisiones de una provincia. No es solución, retener injustamente un dinero que pertenece a cada uno de los mendocinos. La solución es cumplir con los acuerdos de desembolso, y dejar como lo indica la Constitución Nacional, que la provincia de Mendoza decida qué hacer o no, con el pago de la deuda.

Autonomía, es la palabra mágica, y con ella se trasciende cualquier mezquindad política, porque hoy hablamos de las decisiones propias de una Provincia Federativa. Hoy, defendemos nuestro derecho como mendocinos y mendocinas a decidir sobre nuestra economía y nuestra industria bajo los términos de nuestra Constitución, para nuestro presente mendocino, y para nuestro futuro.


“La vieja y sana costumbre de conservar el agua”

Por Mario Isgró, Ministro de Planificación e Infraestructura

Desde tiempos remotos los primeros habitantes de Mendoza supieron dar uso al agua que desciende desde la Cordillera de Los Andes para transformar desierto en oasis. Para generar vida en los páramos.

Supieron conservar agua en pequeñas represas hechas con piedras en el curso de arroyos y administrar su uso cuando escaseaba.


Varias centurias después un estudio de ingeniería de alta perfomance cerca del nacimiento del Rio Grande, en Malargüe, contempló consultar –entre tantos aportes- a los Pueblos Originarios de la zona acerca del cuidado de ese río, su disminución de caudal en las últimas décadas por la falta de nieve preocupa sobre manera. El cambio climático no les es ajeno.

En la naciente del cauce en la Cordillera y casi a su llegada al Oceáno Atlántico, a través de 5 provincias hicimos el mismo análisis básico: qué río necesita la gente que vive de él?

Siguiendo el curso del “Grande” y luego el del Rio Colorado llegamos a la tierra de Ceferino Namuncurá, Fortín Mercedes, al Sur de la Provincia de Buenos Aires para hacer la misma consulta.

Escuchamos a algunos productores de la región para saber qué inquietud tenían acerca de mejorar el rendimiento del Rio Colorado y la respuesta fue unánime: necesitamos tener una reserva río arriba que permita administrar el recurso de agua.

Vimos hace meses ese río con un pequeño hilo de agua en donde hasta hace pocos años un gran cauce garantizaba el riego de 140.000 Ha de cultivos. Hoy no alcanza siquiera para la mitad de esa superficie. La siembra de cebolla de este invierno no podrá realizarse por este motivo en muchos campos de Pedro Luro, una de los pueblos agrícolas de Buenos Aires.

Esa pequeña presa que hacían los Pueblos Originarios con sus manos hace mas de 500 años es el precedente de lo que necesita hoy su descendencia y todos los productores agrícolas.

Ese concepto de cuidar el agua, de reservarla para que no falte,  es la razón de ser de Portezuelo del Viento.

Portezuelo del Viento también es generador de energía limpia hidroeléctrica, que permitirá abastecer a miles de familias de varias provincias.

Portezuelo del Viento es cuidar un río que nace en Mendoza para que lo aprovechen Neuquén, La Pampa, Rio Negro y Buenos Aires garantizando su riego, uso que los mendocinos no podremos dar debido a que en su curso por nuestra territorio no contamos con tierras aptas para cultivo.

Ese fin tan noble de Portezuelo del Viento, la obra más importante de Mendoza en cuanto al cuidado del agua, nos hizo priorizar desde el primer día su construcción cuando llegara la hora de que la Nación Argentina devuelva a nuestra provincia los fondos que nos adeuda por la promoción industrial que se nos negó en la década del 70.

En 2006 el Presidente Néstor Kirchner, el Ministro Julio de Vido y el Jefe de Gabinete Alberto Fernández acordaron con el Gobernador Julio Cobos dar lugar a este reclamo histórico de Mendoza y desde aquel año se rubricó que Mendoza recibiría el dinero adeudado y que el mismo tendría como fin la construcción de Portezuelo del Viento. Hasta la semana pasada nunca hubo cuestionamientos ni dudas desde el Estado Nacional para que esta obra tan importante para los argentinos sea ejecutada.

Es muy importante que los mendocinos sepamos qué implica Portezuelo del Viento, además de los 3000 puestos de trabajo, generación de economía y todo lo comentado más arriba. Es todo eso y mucho más.

Portezuelo del Viento emula la represa de piedra que construían nuestros ancestros, con otra realidad climática, con más habitantes, con más necesidad de alimentos, de energía y de agua.

Los mendocinos de hoy, los descendientes de aquellos Pueblos Originarios, contamos con estudios de impacto ambiental realizados bajo estrictos procesos y estándares mundiales, también con estudios sociales, económicos, hidrológicos, de energía, y de innumerables ingenierías que fueron plasmados en los pliegos, pero sobre todo que fueron consultados con la gente, con el argentino que necesita del rio, con el argentino que necesita de Portezuelo del Viento.

Por estos motivos, por Portezuelo del Viento el Gobernador Rodolfo Suarez y su equipo trabajan día a día, todos los días, para que esta obra comience pronto.


Te puede interesar