6° Mendoza

Miércoles, mayo 18, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$123,2500

Dólar Ahorro/Turista

$203,86

Dólar Blue

$208,00

Dólar CCL

$211,45

Euro

$124,5639

Riesgo País

1950

6° Mendoza

Miércoles, mayo 18, 2022

RADIO

ONLINE

Prisión perpetua para un locutor que admitió haber matado a sus suegros

09/11/2020 16:20

Se trata de Humberto Montivero, que se desempeñó como locutor de la Municipalidad de Luján de Cuyo. Acorralado por las pruebas admitió el hecho en un juicio abreviado.




El locutor Edgardo Humberto Montivero Rabino (52) fue condenado a prisión perpetua luego de admitir el crimen de sus suegros, Francisco Enrique Rodríguez (69) y Raquel Gómez (72), ocurrido a medidados del año pasado en Chacras de Coria. 

Ante las pruebas en su contra el locutor optó por admitir la autoría del hecho en un juicio abreviado. Es que Montivero Rabino sabía que era casi imposible salir airoso frente a un jurado popular. 

Así la defensa del acusado llegó a un acuerdo con la fiscalía y se decidió que el locutor sea condenado a prisión perpetua por ambos homicios crimins causa (asesinato para encubrir otro hecho, como un robo). 

Esto confirma la versión de la fiscalía: que indicaba que el acusado había matado al padrastro y a la madre de su esposa para robarles dinero. Todo se habría originado por una serie de deudas que tenía Montivero. 

Quien fue locutor de la Municipalidad de Luján le había solicitado dinero prestado en varias oportunidades a Rodríguez. Esto habría generado cierto malestar entre la víctima y su yerno. 

Cabe destacar que durnate toda la investigación la defensa de Montivero había intentado desacreditar la versión del robo, para que así la imputación fuese modificada a homicidio simple y así pudiera recibir la pena de su cliente. 

Recordemos que Rodríguez y Gómez fueron encontrados sin vida en la mañana del 7 de junio del 2019 en su casa de calle Beltran, Chacras de Coria. Fue el propio Montivero junto a la hija de las vícitmas quienes se comunicaron al 911 para alertar que habían hallado los dos cadáveres. 

Los cuerpos presentaban heridas cortantes que fueron letales: el hombre tenía dos puntazos en el cuello y otro en la nuca, mientras que la mujer tenía un corte profundo en su cuello. 

Si bien en un primer momento se pensó en una entradera que culminó con el doble crimen, las autoridades constataron que no había ninguna entrada forzada, por lo cual o era una persona conocida para las vícitmas, o alguien que tenía acceso a la vivienda. Esto despertó rápidamente las sospechas sobre el círculo íntimo de Rodríguez y Gómez. 

Ante esto los efectivos demoraron a Montivero y a su mujer, que presentaron relatos contradictorios, lo que complicó su situación. Si bien con el correr de las horas se descartó la participación de la hija de las víctimas, el locutor fue imputado por el fiscal Gustavo Pirrello luego de que la geolocalización de su celular lo colocara en el lugar el día anterior al hallazgo de los cuerpos.