9° Mendoza

Lunes, mayo 23, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$124,0000

Dólar Ahorro/Turista

$205,14

Dólar Blue

$206,50

Dólar CCL

$211,32

Euro

$127,2182

Riesgo País

1912

9° Mendoza

Lunes, mayo 23, 2022

RADIO

ONLINE

Las cartas que dejó el femicida de Paola Tacacho antes de matarla: “Se viene lo peor”

14/11/2020 08:25

La policía las halló en su domicilio. En los textos, Mauricio Parada Parejas advierte sobre su ataque y responsabiliza a la víctima, a su familia y a la Justicia

Cuando pasaron dos semanas del femicidio de Paola Tacacho, la profesora de inglés de Tucumán, los investigadores allanaron la casa de Mauricio Parada Parejas, el exalumno que la asesinó y luego se suicidó.

Allí encontraron dos cartas escritas por el asesino antes de cometer el crimen en las que culpa a la víctima, a su familia y a dos funcionarios judiciales por “dejarlo solo” . “Se viene lo peor”, había advertido en uno de los textos.

El operativo se realizó el viernes en el departamento ubicado en la calle Monteagudo al 800, en la zona norte de la capital provincial. Como resultado, el personal de la División Homicidios de la policía de Tucumán encontró la dos cartas escritas por el femicida: un papel manuscrito y otro redactado por computadora.

En ambas misivas deja constancia, por un lado, de que su voluntad es que nadie se quede con sus posesiones personales, sino que “quemen todo”; y por otra parte, se refiere crudamente a Paola, entre amenazas y acusaciones.

“Nadie me culpa a mí de NADA. Esta cajetuda Tacacho se acercaba todo el tiempo queriendo provocar, ahora tiene lo que se merece”, dice uno de los fragmentos de la nota que escribió a mano.

En el texto, además de culpar a su familia y a la propia víctima, también apunta a los políticos. “Al carajo con todo y con todos los que andan votando chorros como Cristina y los nazis peronistas y creyendo que así van a funcionar las cosas”, remarcó. Allí también reconoció que su familia lo había dejado solo, ya que no recibía atención médica a pesar de que le habían diagnosticado esquizofrenia.

“No me arrepiento de ‘nada’ ni tampoco pido perdón ‘jamás’. No se acomoden, prepárense porque se viene el fin de todo y estarán ahí para ver cómo todo se cae”, cierra en el manuscrito.

Renunció el juez que había beneficiado al femicida de la profesora Paola Tacacho

En la segunda carta, redactada por computadora, el femicida responsabilizó a dos funcionarios que asegura que lo detuvieron por “nada” y que después lo soltaron “sabiendo que tenía esquizofrenia con brotes psicóticos”.

“Yo no tengo la culpa de nada. No pedí ni voté por nacer. La culpa es de la mamá por ser irresponsable e imprudente en ir a tener hijos cuando no tenía porque ya era vieja, sin pensar”, se lee en otro pasaje de la carta que lleva su firma y número de DNI.

La carta de Parada Parejas finaliza con una provocadora amenaza: “Pongo una maldición al universo y digo se viene lo peor, así que a prepararse y voy a estar ahí para reírme, al carajo con todo”.

Paola se presentó a la Justicia en reiteradas oportunidades. De las 13 denuncias que realizó, ninguna llegó a juicio. A pesar de que logró una restricción de acercamiento por las amenazas que recibía, su acosador nunca las respetó y ningún organismo del Estado intervino para protegerla.

Esa falta de respuesta derivó en una serie de reclamos contra el juez Francisco Pisa, a cargo de un juzgado de instrucción que negó que la única causa que avanzó (por el incumplimiento de las perimetrales) llegara a juicio: sobreseyó a Parada Parejas y archivó el expediente.

El cuestionamiento social por la inacción judicial fue tan grande que derivó en que la Suprema Corte de Tucumán ordenara una auditoría para analizar qué pasó con cada uno de los 13 expedientes y por qué no avanzaron.

Se reveló el audio donde la profesora de Tucumán hablaba del acoso del ex alumno que la asesinó

La docente de 32 años, que residía en Tucumán, había formulado más de una docena de denuncias en contra de Parada Parejas, de la misma edad, que la acosaba desde hacía cinco años.

A pesar de los distintos procesos judiciales que inició, resultó víctima de un ataque por parte de su exalumno, que le dio al menos seis puñaladas tras esperarla a la salida del gimnasio. Luego se suicidó.

Según contaron los amigos de Paola a TN, la víctima había sido profesora de inglés del femicida en el Instituto Mark Twain, en 2015, y él se obsesionó con ella. A partir de ese momento, comenzó a acosarla por redes sociales y como ella cerró todas sus cuentas, amenazaba a sus amigos y familiares.

“Recibía amenazas que decían ‘Ya te va a llegar la hora’”, recordó Agustina, amiga de Paola. La mujer asesinada había realizado, al menos, 13 denuncias contra su asesino y solo había conseguido una perimetral, que él violaba constantemente.

Tras el crimen, se conoció que en 2012, tres años antes de comenzar a acosar a Paola, Parada Parejas se había obsesionado con otra profesora que también lo denunció. Se trata de Sylvina Bach, docente de Antropología Filosófica, que en su perfil de Facebook compartió la historia de amenazas de muerte y contenidos sexuales que le enviaba el atacante.