Jorge Sosa CONTRATAPA Jueves, 19 de Setiembre de 2019

Desconocidos

sosajorgeluis45@gmail.com

Jueves, 19 de Setiembre de 2019
Diario Jornada Diario Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Jueves, 19 de Setiembre de 2019 | sosajorgeluis45@gmail.com

¿Estará preocupado el mundo por nosotros? Los países del mundo forman lo que se llama el concierto de las naciones, concierto en el que muchos desafinan estruendosamente, como el nuestro, y todos tienen sus problemas internos a resolver, mirá si se van a preocupar de lo que pasa en un remoto país que encima está ubicado en el poto del mundo. Los habitantes de esos países no tienen idea de lo que estamos sufriendo los argentinos.
Por ahí algún diario de prestigio internacional da alguna noticia de nuestro quehacer cotidiano pero aparece como una manchita en pleno océano, son muy pocos los que leen esas noticias y menos los que se impresionan.
Ahí andan los chinos creciendo y creciendo, poniéndose enfrente de los Estados Unidos y haciéndole algún tipo de sombra. Preocupados en no hacer más hijos porque de seguir en aumento su población se van a caer del mapa.
Ahí anda Irán. Irán es un país amenazante al que le chorrea el petróleo por todos lados y no dudan en amenazar todos los días. Eso que es Irán cómo sería si vendrán. (Puede obviar este chiste)
Ahí anda Inglaterra preocupada por un brexit sobre el cual hasta ahora han logrado ponerse en desacuerdo.
Ahí está Japón agazapado e inventando cosas. Japón es un país que primero se ríe y después explota ¡Ja! ¡Pon! Quien sabe qué asuntos que tienen que ver con el mundo están experimentando los japoneses en estos momentos.
A veces me pregunto si realmente Japón y Alemania perdieron la guerra porque es mayúscula su prosperidad actual y después de haber sido arrasados, crecen y crecen como los hongos después de la lluvia.
Ahí están los Estados Unidos, más preocupado por los huracanes que azotan sus costas que de las pequeñas tormentas que se anuncian desde el sur.
¡Qué se van a enterar de lo que nos ocurre a nosotros! Si se enteraran y se apiadaran tal vez tendrían la gentileza de invertir algo por estos lados, como una contribución modesta, pero contribución al fin.
Pero nada che, ni se mosquean. Inclusive los países que nos rodean nos observan con cierto grado de sorpresa en sus miradas pero no atinan a hacer nada con nosotros o para nosotros.  Sin embargo están los sin banderas que sí nos tienen en cuenta. Hablo de los famosos mercados que mueven la economía del mundo a su antojo y lo único que los preocupa es que todo esté bien... para los mercados.
Y esos sí que no tienen corazón, los guachos, hacen sus negocios con permanencia y con permanencia aumentan sus arcas desmedidamente de tal forma que con todo lo que han logrado acumular podrían exterminar el hambre de este mundo.
Sin embargo son indiferentes, sólo les interesa seguir acumulando guita y cuando ponen alguito de lo que disponen en algún lado es por interés, sobre todo por los intereses que  le van a pagar por ese alguito que ponen.
Son despiadados y nos señalan como país peligroso: "Guarda con la Argentina, que está pasando por una situación más difícil que subir el Aconcagua en chancletas". Entonces nosotros tenemos que poner cara de pobres ¿Tenemos cara de pobres los argentinos? y golpear sus puertas con un tarrito en las manos a ver si cosechamos algunas moneditas.
¡Qué le va a importar al mundo lo que pasa en la Argentina! Es como si a nosotros nos preguntaran por lo que  está ocurriendo en Mozambique, no tenemos la menor idea.
Y sin embargo somos parte de este mundo, una parte indivisible, que soporta en soledad sus desatinos. Muchachos a esto lo arreglamos los argentinos o no lo arregla ni Magoya.
¿De qué país será Magoya?

Seguí leyendo