El presidente brasileño subió una imagen en donde se lo ve rodeado de personas, pertenecientes a algún pueblo originario de Brasil, y escribió “Selva”, haciendo referencia a los dichos del presidente argentino

Los dichos de Alberto Fernández desataron una controversia que rebotó con fuerza fuera de las fronteras. Jair Bolsonaro, el presidente de Brasil, se hizo escuchar y compartió una foto e hizo alusión a la frase del presidente Argentino.

Rodeado de personas pertenecientes a algún pueblo originario de Brasil, escribió, en forma irónica: “Selva”, en referencia a las palabras hirientes de Fernández.

El Presidente argentino dijo ayer por la tarde, delante de su colega Pedro Sánchez: “Escribió alguna vez Octavio Paz que los mexicanos salieron de los indios, los brasileños salieron de la selva, pero nosotros, los argentinos, llegamos en los barcos de Europa. Así construimos nuestra sociedad”. Las reacciones empezaron a acumularse por el costado negativo hacia dos pueblos latinoamericanos que subyacía en la expresión, con la que el Presidente intentaba empatizar con el invitado español.

El discurso improvisado del mandatario argentino ofendió a los brasileños, quienes repudiaron las palabras de Fernández. Rápidamente, las redes sociales del país vecino se llenaron de comentarios al respecto. Figuras de la política y miles de internautas volcaron su enojo por los dichos de Fernández, calificado como “racista” y “xenófobo”.

Eduardo, diputado federal e hijo del presidente brasileño, fue el primer miembro de la familia Bolsonaro en reaccionar a los dichos, que definió como “racistas”. “¿No dirán que fue RACISTA contra los indígenas y africanos que formaron Brasil?”, se preguntó el hijo del presidente, tildado por la prensa brasileña de “canciller” paralelo por la influencia en la política de relaciones exteriores. “Sin embargo, afirmo: el barco que se está hundiendo es el de la Argentina”.


-->