¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Seguidores de Jair Bolsonaro que se niegan a aceptar a Lula Da Silva, destrozaron la capital de Brasil

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Publicidad

7° Mendoza

Domingo, mayo 26, 2024

RADIO

ONLINE

7° Mendoza

Domingo, mayo 26, 2024

RADIO

ONLINE

PUBLICIDAD

Seguidores de Jair Bolsonaro que se niegan a aceptar a Lula Da Silva, destrozaron la capital de Brasil

Autos incendiados, micros, destrozos y vandalismo en las calles de Brasil. Se trata de grupos bolsonaristas que aún se resisten a aceptar a Luiz Inacio Lula Da Silva como próximo presidente

Redacción
13/12/2022 11:09
Un vehículo prendido fuego en una estación de servicio.
PUBLICIDAD

Partidarios del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, intentaron invadir la sede de la Policía Federal en la capital, Brasilia, en un estallido de violencia postelectoral el día en que se certificó la derrota electoral del mandatario.

Testigos de la agencia de noticias Reuters vieron a simpatizantes de Bolsonaro, muchos con sus camisetas amarillas de fútbol o envueltos en banderas brasileñas, enfrentándose a las fuerzas de seguridad en la sede policial. 

Los uniformados respondieron disparando granadas de aturdimiento y gases lacrimógenos para dispersar a la multitud, en tanto que los autobuses y automóviles cercanos fueron incendiados.

La Policía Federal informó que los "disturbios" cerca de la sede estaban siendo manejados con el apoyo de las fuerzas de seguridad de la capital.

La violencia se desató después de que un simpatizante de Bolsonaro fuera detenido por presuntamente organizar "actos antidemocráticos" violentos, según el juez que ordenó su arresto.

Manifestantes cara a cara con la Policía (EVARISTO SA / AFP)

Más temprano el lunes, el Tribunal Federal Electoral (TSE) había certificado la victoria electoral del 30 de octubre del rival izquierdista de Bolsonaro, Luiz Inacio Lula da Silva, como presidente, informó Reuters. 

Un micro incinerado por seguidores de Jair Bolsonaro.

Después de meses de insinuaciones infundadas de que el sistema de votación de Brasil es vulnerable al fraude, Bolsonaro -definido por Reuters como de extrema derecha- no reconoció la derrota de Lula ni bloqueó formalmente el traspaso del poder.

Pero algunos de los partidarios más acérrimos del presidente bloquearon carreteras en protesta y acamparon frente a los cuarteles del Ejército, pidiendo un golpe militar para prohibir a Lula de ocupar el cargo.

Cientos de simpatizantes de Bolsonaro se reunieron frente a la residencia presidencial el lunes por la tarde con pancartas que pedían una "intervención militar"; el presidente se unió a ellos para una oración pública, pero no se dirigió a la multitud.

Se manifestaron en Brasilia (EFE/ANDRÉ BORGES)

"No va a haber una toma de posesión. Bolsonaro fue reelegido, pero se lo robaron. Así que solo el Ejército puede poner las cosas en orden", dijo José Trindade, de 58 años, uno de los partidarios de Bolsonaro entre la multitud. 

Las teorías de la conspiración y la violencia posterior reavivaron los recuerdos de la invasión del Capitolio de los Estados Unidos en enero de 2021 por parte de los partidarios del ex presidente de aquella nación, Donald Trump. 

También plantean preocupaciones de seguridad sobre el 1 de enero, cuando Lula asuma el cargo en una ceremonia pública en Brasilia.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD