8° Mendoza

Martes, mayo 24, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$124,0000

Dólar Ahorro/Turista

$205,14

Dólar Blue

$206,50

Dólar CCL

$211,32

Euro

$127,2182

Riesgo País

1912

8° Mendoza

Martes, mayo 24, 2022

RADIO

ONLINE

Es inminente el avance de Rusia sobre el territorio de Ucrania

Desde hace ya varios meses tropas rusas se concentran en torno a la frontera con la exrepública soviética. Los últimos movimientos de Rusia han hecho saltar las alarmas de Kiev y sus socios, quienes se preparan para una posible invasión de Moscú

Redacción
21/01/2022 09:39

 

En los últimos meses Moscú ha vuelto a desatar una gran crisis en Europa del Este al concentrar unos 100.000 soldados junto a las fronteras ucranianas. Y aunque en un principio la idea de que el presidente Putin pretendiera realmente invadir el país vecino resultaba bastante descabellada, los últimos movimientos de Rusia han puesto sobre aviso a la exrepública soviética y a la OTAN de una posible invasión.

Rusia se niega a aceptar el acercamiento de Ucrania a la OTAN y a la Unión Europea, ya que considera a este país como parte de su espacio de influencia y de la identidad rusa.

El origen del conflicto

En noviembre del año 2013, el presidente ucraniano Victor Yanukóvich, suspende la firma de un acuerdo de asociación con la Unión Europea debido a las presiones del gobierno ruso, que ofrecía a cambio de esa ruptura con el organismo europeo importantes contrapartidas económicas.

 

 

Esto desemboca en importantes protestas contra el Gobierno, las cuales continúan hasta el mes de febrero, cuando las fuerzas de seguridad del Estado acaban con la vida de unos 100 manifestantes.

La muerte de estas personas lleva al pueblo ucraniano a una gran indignación, que fuerza la huida de Yanukóvich del país. Al mismo tiempo, en la capital de la península de Crimea, Simferópol, militantes prorrusos comienzan a enfrentarse a partidarios de la unidad de Ucrania. Rusia por su parte infiltra en el territorio a militares rusos para forzar la anexión de la exrepública soviética.

El 16 de marzo se celebra un referéndum en Crimea para decidir si la península sigue siendo un territorio ucraniano o acaba pasando al control ruso. Vence la anexión a Rusia con más del 97 % de los votos en medio de acusaciones de fraude. El 18 de marzo Putin firma la incorporación de Crimea a su territorio, hecho que la comunidad internacional no reconoce.

 

En ese momento la OTAN deja de colaborar con Moscú y la UE impone sanciones al Kremlim.

En los meses de abril y mayo, los acontecimientos ocurridos en Crimea comienzan a replicarse en la región del Donbáss, cuando grupos separatistas de Donetsk y Lugansk autoproclaman sendas 'repúblicas populares' y piden formar parte de los territorios de Rusia. Así, el este de Ucrania se convierte en el escenario de la última guerra europea, que enfrenta a separatistas prorrusos, con apoyo del ejército de Moscú, y al Ejército ucraniano.

El 5 de septiembre de 2015, Ucrania, Rusia y los separatistas firman un acuerdo en Minsk para poner fin a la guerra y entra en vigor un alto al fuego que a penas dura una semana.

 

 

Finalmente, el 10 de diciembre de 2019, Putin y el presidente ucraniano Volodímir Zelenski acuerdan en París retomar el proceso de paz en Ucrania y en julio de 2020 Kiev y los separatistas del Donbass acuerdan recuperar la tregua.

2021 y 2022

A finales de marzo de 2021, el presidente ucraniano aprueba la decisión tomada en el Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania (SNBO) para poner en práctica una estrategia que permita reforzar el potencial militar del país de cara a un eventual ingreso en la OTAN y con el objetivo declarado de recuperar Crimea y el control sobre el territorio rebelde de Donbass.

Rusia comienza entonces a trasladar tropas a sus fronteras con Ucrania y a la península de Crimea.

 

 

El 23 de agosto 46 Estados y organizaciones, entre ellas la OTAN, finam en Kiev la Plataforma de Crimea, en la que Occidente exige a Rusia la devolución de la península a Ucrania.

En diciembre Rusia sigue enviando tropas a la frontera, y la UE amenzaza con imponer «sanciones brutales» si acaba invadiendo Ucrania.

En enero de 2022, EE.UU. cree que Rusia planea operaciones de ‘bandera falsa’ en Ucrania, como actos de sabotaje o ataques violentos, para crear pretextos que justifiquen una posible invasión del país vecino.

 

 

«Rusia ha predispuesto un grupo de operativos para llevar a cabo lo que denominamos como operación de ‘bandera falsa’, diseñada para que parezca un ataque contra ellos o contra personas de habla rusa en Ucrania y que será una excusa para entrar en el país», aseguraba el portavoz principal del Pentágono, John Kirby.

Tan solo un día antes de estas declaraciones, durante la madrugada del jueves 13 al viernes 14 de enero, un ciberataque masivo colapsó los portales gubernamentales de Ucrania con mensajes de amenaza: «Tengan miedo y espérense lo peor».