Internacional Conflicto Viernes, 10 de Enero de 2020

Irán rechaza las acusaciones sobre el avión ucraniano y abre la investigación a otros países

Viernes, 10 de Enero de 2020
Diario Jornada Diario Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Viernes, 10 de Enero de 2020 |

La crisis por la escalada militar entre Estados Unidos e Irán volvió a tener hoy al accidente de un avión ucraniano en Teherán como protagonista, luego de que las autoridades persas negaran una vez más que uno de sus misiles derribara el aparato y abrieron la investigación a la participación de otros países.

Tanto la Cancillería como la Organización de la Aviación Civil de Irán rechazaron la teoría del misil, a la que calificaron de "guerra psicológica" contra la República Islámica.

"Cualquier comentario sobre qué ocurrió antes de extraer los datos de las cajas negras no es válido, pero lo que está claro para nosotros es que ese avión no fue alcanzado por ningún misil", insistió ante la prensa el titular de la Aviación Civil, Ali Abedzadeh.

La versión del misil, avanzada por servicios de inteligencia occidentales, tomó ayer relevancia cuando el premier canadiense, Justin Trudeau, afirmó que el avión había sido derribado "probablemente por accidente" por un vector tierra-aire de Irán.

El responsable iraní, en cambio, sostuvo la hipótesis de un incidente mecánico al asegurar que "hubo fuego durante más de un minuto y medio" mientras la aeronave volaba y que la ubicación del accidente "muestra que el piloto intentó regresar (al aeropuerto)".

El funcionario agregó que en el momento del siniestro distintos vuelos nacionales y extranjeros atravesaban el espacio aéreo iraní "en la misma altitud" que el Boeing 737 de Ukranian International Airlines (UIA).

Ante la denuncia de Canadá, Abedzadeh consideró que "si tienen pruebas e informaciones deben presentarlas ante el mundo", según reportó la agencia de noticias EFE.

Una opinión similar fue expresada también por el vocero de la Cancillería iraní, Abas Musavi, quien solicitó "al primer ministro canadiense y a cualquier otro gobierno con información sobre este tema que la brinde al comité que investiga el accidente".

Para Ottawa, el lanzamiento del misil pudo haber sido un error del sistema de defensa aéreo de Teherán, que estaba en alerta ante una posible represalia de Washington por el ataque iraní horas antes contra una de sus bases en Irak, en venganza del asesinato del comandante más poderoso y número dos de la República Islámica, Qasem Soleimani.

Una teoría defendida por el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, quien dijo hoy que "el avión pudo ser derribado por el sistema de defensa aérea iraní".

El accidente de UIA afectó directamente a Canadá, ya que 63 de los 176 pasajeros eran canadienses, en su mayoría de origen iraní y con doble nacionalidad, mientras que Ucrania perdió a 11 ciudadanos, nueve miembros de la tripulación y dos viajeros.

Más cauto que su homólogo canadiense, el presidente de Ucrania, Vladimir Zelenski, dijo hoy que no está confirmado el derribo del avión por un misil, aunque señaló que "no se descarta".

Kiev mandó a Teherán un equipo de expertos que trabaja desde ayer en el terreno para tratar las causas del accidente, mientras que Canadá anunció hoy el envío de una delegación de diez miembros al país persa para participar de la investigación.

La presencia de expertos internacionales es acogida "con beneplácito" por las autoridades iraníes, que invitaron también al fabricante estadounidense Boeing, al organismo francés de Investigación de Accidentes Aéreos y a la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos.

Este tipo de investigación puede durar "uno o dos años", precisó el director de la Junta de Investigación de Accidentes de la Organización de Aviación Civil, Hasan Rezaifar.

Rezaifar adelantó que las cajas negras serán evaluadas en esta jornada en el laboratorio del aeropuerto de Mehrabad, en la capital iraní, para verificar si es posible su análisis en Irán o si deberá realizarse en otro país que disponga de la tecnología adecuada.

Seguí leyendo