23° Mendoza

Martes, enero 25, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$109,5000

Dólar Ahorro/Turista

$181,63

Dólar Blue

$219,00

Dólar CCL

$217,68

Euro

$118,5684

Riesgo País

1961

23° Mendoza

Martes, enero 25, 2022

RADIO

ONLINE

Se confirmó que hay otra familia argentina desaparecida tras el derrumbe en Miami

26/06/2021 07:54

Se suman a la pareja y a la hija de ambos, cuyas identidades fueron algunas de las primeras en darse a conocer

Continúa la búsqueda de los desaparecidos por el derrumbe de Champlain Towers en Miami. Entre ellos, hay 9 argentinos sobre los cuales no hay novedades todavía. Este viernes se confirmó la identidad de una familia de compatriotas de cinco miembros que vivía en el departamento 501, en el ala sur del complejo Champlain Tower que cayó el jueves, colapsada.

Se trata de la fotógrafa Graciela Cattarossi, su hija Estela de 7 años, su hermana Andrea, su padre y su madre, y todo indica que a esa hora estaban durmiendo en esa vivienda de Surfside.

Esta familia se suma a la pareja cuya identidad trascendió primero, los argentinos Andrés Galfrascoli, de 44 años; Fabián Núñez, de 55, y Sofía Galfrascoli Nuñez, de 5 años, hija de ambos, que vivían en el edificio y quienes también continúan sin rastros. Además de estas familias, habría un joven de 22 años y una chica de 27 entre los desaparecidos.

Le mande textos y no tengo noticias de ella. La he tratado de contactar, pero va directo al contestador. No conozco a más familiares de ella acá. Aquí vivía con su niñita, Estelita, y los padres que son mayores”, declaró una mujer llamada Mariela Porras, amiga de la fotógrafa Graciela a Clarín.

Mariela se acercó el jueves al centro de reunificación de familiares, que se armó improvisadamente en la avenida Collins y la calle 93, y preguntó por su amiga. “Les dije la unidad donde vivía y me señalaron que no tenían novedades”. A la salida, mostró fotos de Graciela y su hija para que pudieran identificarla.

Mariela no pierde las esperanzas de que su amiga y la familia aparezcan con vida. “Yo creo que todavía hay una chance, pero la posibilidad de que haya vida allí, según lo que yo vi hoy, no es muy grande. Me rompe el alma pensar en esa criatura y en todas las criaturas que están ahí atrapadas. Tengo fe en Dios, pero lo que yo vi hoy ahí no me hizo sentir muy bien. No me dio mucha esperanza”.