Unos 2.100 policías saldrán a las calles para controlar e intentar reducir la circulación de personas.

El Ministerio de Seguridad dispuso que unos 2.100 efectivos policiales salgan a controlar la calles para intentar bajar la circulación en Mendoza. Esto se produce luego de que el gobernador Rodolfo Suarez indicara que “para que el sistema sanitario no se sature, tenemos que bajar la circulación de personas”.

Ante esto la cartera sanitaria sacará a las calles 2100 efectivos policiales con el objetivo de que controlen el tránsito de personas, en el marco de la pandemia por el coronavirus.

De esta manera los uniformados estarán pidiendo y controlando los DNI en 175 puestos fijos. Además, acudirán a puntos y accesos claves de los departamentos, en donde se sabe que hay mayor circulación de personas y reuniones clandestinas.

Se trata de una medida impulsada por el gobernador para intentar tener un mayor control de la población, entendiendo que retroceder de fase o restringir más actividades sería difícil y que mucha gente no las cumpliría.

TE PUEDE INTERESAR TAMBIÉN: Familiares de los policías mendocinos pidieron un aumento salarial para los efectivos

La lupa está puesta, principalmente, en las reuniones de amigos en domicilios. También en que la gente salga según la terminación del DNI, y que no circule nadie (excepto quienes están habilitados), después de las 23.30.

“Será un trabajo en coordinación entre la Policía y las comunas del Gran Mendoza que aportarán preventores. Se saldrá a pedir documentos y habilitación para circular al Parque General San Martín, espacios verdes, plazas y también en los accesos a Ciudad y los límites interdepartamentales. La gente se va a encontrar con efectivos caminando, en bicicleta, en moto y móviles que se abocarán a este control. También estaremos atentos a las cámaras de seguridad y si se incrementase la circulación en un lugar puntual acudiremos”, detalló Raúl Levrino, ministro de Seguridad, a Diario Uno.