Desde hace años el talle en las prendas fue todo un tema. Nunca coinciden y la mayoría se queja de no encontrar el suyo al momento de comprar alguna prenda. Más de uno ha tenido una experiencia personal en ese sentido

Por Luis Martínez, Redacción Jornada

Que muyyyy grandes, que muyyy pequeños. En fin, la Argentina promulgó una ley de talles para unificar las medidas de los argentinos. En que estado se encuentra la real aplicación de la normativa.

El INTI inició la etapa final de su estudio que le permitirá avanzar con la aplicación de la ley de talles en su plenitud. El Instituto Nacional de Tecnología Industrial realiza un Estudio Antropométrico Argentino (EAAr), el primer relevamiento federal de la morfología y las medidas de los cuerpos argentinos para cumplimentar la Ley N° 27.521, conocida como Ley de Talles.

El estudio busca ofrecer un nuevo estándar, que permitirá ajustar la tabla de talles de indumentaria a la morfología real de los habitantes y, de esa manera, unificar el criterio de la industria local. Hasta el momento, se relevó aproximadamente un poco más del 60% de la muestra nacional, con mediciones tomadas en diversos puntos del territorio para arrojar resultados representativos a nivel geográfico.

En el matinal de radio Jornada (FM 91.9) “Juntos de mañana” conversamos de este tema con la gerente de la Cámara Argentina de la Indumentaria, Alicia Hernández que nos dijo “hay una ley nacional que la reglamentaron en el mes de junio y se está haciendo el estudio antropométrico que es el que nos va a dar cómo es la figura de los habitantes de la República Argentina, estudio que sufrió la incidencia de la pandemia en cuanto a demora. Pensamos que se podría llegar a terminar en los próximos seis meses porque falta gran parte de la provincia de Buenos Aires, del AMBA y algunas provincias de la Patagonia y con eso, vamos a tener idea de las medidas de la población del país. En base a eso, después, se hará una tabla de talles. Pero lo más importante que tiene esta legislación es que nos va a permitir comprar como compramos los zapatos. Es decir, yo calzo 37 y casi en todos lados el 37 es el mismo. Esto hoy no ocurre. Lo que va a haber es una normalización de los talles”, sostuvo.

“Con esto solucionado cada empresa va a decidir que talles quiere para sus consumidores, va a buscar los segmentos con los que va a trabajar porque no existe la posibilidad de que todas las empresas trabajen con todos los talles por varias razones, primero porque hay un problema de capital, además de un problema de diseño “, indicó.

El recambio de temporada

“En estos dos años el sector sufrió mucho, falta capital de trabajo y, además, hay mucha incertidumbre acerca de qué es lo que va a pasar, en realidad las empresas han sido cautelosas. El sector sufre en todos lados y se han volcado más bien a la producción de lo básico, que son prendas que no tienen tanta moda. Entonces, esto se nota en los comercios, falta diversidad”, dijo.

“Esto requiere para normalizarse al menos una temporada completa, bien, abierta donde se genere capital de trabajo que además pueda jugarse por colecciones más chicas que también hacen a la variedad de la moda”. “Y por otro lado los consumidores tampoco están consumiendo. Porque la falta de eventos, la falta de cumpleaños, la falta de dinero hace que no se compre indumentaria para esas ocasiones especiales, estamos casi todo el tiempo con ropa deportiva, y eso está funcionando muy bien, el mercado de ropa deportiva”.

“También está faltando mano de obra especializada, nos están faltando costureras porque se ha precarizado mucho el mercado, esto es parte de todo lo que nos dejó la pandemia”, sostuvo.

Cómo quedó el sector pospandemia

“Hay algo que dejó la pandemia que son las ventas on line que vino a salvar a muchos. La verdad que se ha constituido en una verdadera sucursal muy amplia ante la retracción del mercado. Uno ante la crisis lo primero que elimina son espectáculos, restaurantes y ropa”.

Sobre los vaivenes del dólar señaló “todo tiene su pro y su contra. En lo que hace a la importación de insumos nos beneficia conseguir insumos a un dólar que sería la mitad de un dólar contado con liqui, por otro lado, cuando las empresas piensan en valor de recambio piensan en el dólar que pueden comprar en el mercado libre. Pero me parece que de ahora en más vamos a entrar en un amesetamiento de los precios.

Mientras tanto, los estudios siguen y desde el gobierno nacional quieren apurar el paso. El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) contará con un segundo escáner 3D para el relevamiento de las formas y dimensiones actuales y propias de los cuerpos que conforman la población argentina. Así lo anunció el presidente del organismo, Ruben Geneyro, durante la presentación en la Ciudad de Buenos Aires del Estudio Antropométrico Argentino (EAAr) que se está realizando en el Centro Cultural Kirchner, junto a la secretaria de Comercio Interior, Paula Español. Los próximos destinos del relevamiento serán el municipio bonaerense de Morón y la provincia de San Juan.

Seguiremos esperando con creciente expectativa que la ley de talles se aplica finalmente en la Argentina para que comprar ropa y encontrar lo que buscamos no sea una aventura, ni una causa para visitar a nuestro psicólogo.  


-->