Se trata de dos delitos excarcelables. Por el momento, el famoso “Gordo Maxi” continuará detenido en la Comisaría 10 de Maipú.

El “Caso 98” o “Gordo Maxi”, famoso por haber desatado una ola de contagios en Maipú tras una fiesta clandestina, fue imputado este martes por tenencia ilegal de arma de fuego y violación de la cuarentena.

La medida fue informada por la fiscal correccional Gabriela García Cobos, que lleva adelante las causas de orden provincial, ya que la Justicia Federal se encarga de investigarlo por tenencia de drogas y posible venta de estupefacientes.

La primera acusación es por el hallazgo del jueves pasado en su vivienda del barrio González Galiño de Luzuriaga, donde la Policía allanó y encontró un revólver calibre 32 y 20 proyectiles de calibre 32, 38 y 22.

En tanto que la segunda es por la violación del aislamiento social, preventivo y obligatorio, al realizar una fiesta en ese domicilio, donde varias personas resultaron contagiadas de coronavirus.

Ambos delitos contemplan penas de entre 6 meses a 2 años de prisión, por lo que son excarcelables.

El imputado quedó detenido ayer tras romper el aislamiento que debía cumplir durante cinco días en su casa, luego de recibir el alta de recuperación. Por el momento continuará alojado en la Comisaría 10 de Maipú.