Se trata del hombre que les dio trabajo, su hijo y dos obreros. Fueron acusados de homicidio calificado por alevosía.

Esta tarde los cuatro detenidos por el crimen de los hermanos Franco (28) y Kevin (18) Álvarez fueron imputados por la fiscal de Homicidios, Andrea Lazo.

La acusación que enfrentan Fabián Agostino (51) y su hijo Axel (21) junto a los hermanos Omar (32) y Luis Andrada (37) es “homicidio calificado por alevosía por el concurso premeditado de dos o más personas y por homicidio agravado por el uso de arma de fuego”, delito que contempla una condena de prisión perpetua.

Agostino es el hombre que les dio trabajo a las víctimas y los hermanos Andrada trabajaban con ellos en la obra de construcción.


-->