El empresario Alejandro Cabanillas fue imputado por esos delitos en el contexto de violencia de género.

El empresario Alejandro “Cacano” Cabanillas fue imputado este lunes por los delitos de amenazas coactivas, lesiones leves y abuso simple, agravado por contexto de violencia de género.

La fiscal de Violencia de Género, Mónica Fernández Poblet, lo acusó formalmente tras la denuncia de la víctima, una empleada suya de 25 años, que presentaba escoriaciones y aseguró haber sufrido privación de la libertad, amenazas, golpes y tocamientos por parte de Cabanillas. A ese testimonio se le sumaron las declaraciones de un testigo clave.

Cacano fue detenido este sábado y podría ser trasladado a la penitenciaría o ser liberado por tratarse de delitos excarcelables en caso de no contar con condenas previas.