El impuesto automotor llega con subas de entre el 80 y 100%. La suba no obedece a un aumento de la alícuota sino el aumento del valor de los vehículos. En Mendoza el impuesto se define por el 3% del valor de mercado en aquellos modelos de 2010 en adelante

Según informó el titular de la Administración Tributaria Mendoza (ATM), Alejandro Donati, en relación al Impuesto a los Automotores, al momento de presentar el proyecto de Avalúo e Impositiva 2021; los mismos no tuvieron modificaciones en cuanto a la forma de cálculo, otorgamiento de beneficios para los contribuyentes, ni modelos que se rigen por la valuación de la Dirección Nacional de Registros Públicos Automotores (D.N.R.P.A.).

Es que, de acuerdo con el inciso D del artículo 8 de la ley impositiva 2021, para el cálculo del impuesto se toma el 3% “del valor asignado para el año 2021, por la Dirección Nacional de los Registros de la Propiedad Automotor y Créditos Prendarios (DNRPA), para los automotores modelos 2010 en adelante”.

“Desde 2013 se adoptó ajustar los valores de Automotor a las valuaciones de la DNRPA, seguimos con esa política, con una alícuota del 3%”, señaló el titular de ATM, quien agregó que esto da “seguridad jurídica en cuanto a cómo se tributa, cuál es la base imponible de los impuestos, independientemente de si sube o baja la base imponible (el precio del auto)”, indicó a diario Los Andes.

En consecuencia, el pago del impuesto también se duplicó, y quienes deseen pagar de forma anual para acceder a los descuentos, tendrán que afrontar pagos que superan los $32.000, por ejemplo, si se considera un vehículo utilitario, como una Kangoo 2016. Dicho valor disminuye a alrededor de $24.000 si se tienen en cuenta los descuentos por pagar de forma anual el año anterior, y antes del primer vencimiento de este año (el año anterior se habían pagado por el mismo concepto, alrededor de $11.600).

Si se toma en cuenta uno de los vehículos más vendidos del año 2015, como fue el Chevrolet Classic, a la fecha, y sin descuentos, el pago anual asciende a $10.428. Y en el caso de uno de los vehículos más vendidos de este año, en su versión 2018, una camioneta Amarok implica un pago anual de $43.500, y con todos los descuentos posibles, se puede llegar a pagar alrededor de $32.700 por todo el año.

LA OPOSICIÓN EXIGE AL GOBIERNO DAR MARCHA ATRÁS CON EL AUMENTO DEL IMPUESTO AUTOMOTOR

Los bloques de Senadores y Diputados de la oposición se manifestaron en desacuerdo y presentaron un proyecto para exigirle al Gobierno que suspenda los aumentos establecidos para los impuestos automotor e inmobiliario; y retrotraiga las alícuotas y bases imponibles vigentes durante el año 2020.

El proyecto de resolución fue presentado en ambas cámaras por parte del Frente de Todos, Protectora Fuerza Política y el Partido Intransigente. El presidente del Bloque de Senadores del Frente de Todos-PJ, Lucas Ilardo, sostuvo que habían advertido al Gobierno sobre esta situación. “Ellos pidieron tratar las tres leyes juntas, de un día para el otro, lo que nunca había pasado. En el debate le dijimos que había un aumento del 100% y el Ministro de Hacienda Lisandro Nieri, dijo que era del 29%, mintió descaradamente”.

Por su parte Germán Gómez, presidente del bloque de Diputados del FdT-PJ afirmó “en noviembre pasado discutimos largamente los proyectos de Presupuesto, Avalúo e Impositiva que envió el oficialismo para ser tratado con apuro y en un clima de gran inflexibilidad para debatir. Desde el peronismo nos abstuvimos de votar estos articulados porque advertimos que iban en perjuicio del bolsillo de las y los mendocinos, aún así decidieron avanzar y hoy pagamos todos las consecuencias”.

“Recibimos mensajes de gente que está desesperada, la apatía del Gobierno es extrema, y lo peor es que va a suceder exactamente lo mismo con el impuesto inmobiliario pero no creo que se trate de una rebelión fiscal porque quien pueda pagar, pagará”, advirtió Ilardo.

Es clara la grave situación que atraviesa nuestro país hace años, lo que se ha incrementado por la pandemia del Covid-19, condiciones han hecho mella en la economía de cada hogar argentino. Los sucesivos aumentos impositivos y de servicios básicos como la luz, el gas, el agua y el transporte, no han sido correspondidos con aumentos salariales suficientes, manifiesta el comunicado.

“Desde la oposición nos mostramos dispuestos a realizar aportes para colaborar con la propuesta del oficialismo, propusimos alternativas en materia inmobiliaria y del automotor, tomando los valores del 2020. El radicalismo y sus aliados rechazaron todo en el apuro de aprobar su proyecto”, agregó Gómez. La diputada Paponet postuló que el objetivo es “generarle al ciudadano, a las y los mendocinos, estabilidad fiscal, es decir, si no hubo paritarias, si no hubo incrementos salariales, por qué nosotros deberíamos aumentar los impuestos”.

“Vemos un acto de coherencia que los gravámenes que afronten los mendocinos durante el 2021 sean acordes a sus ingresos por eso proponemos mediante el presente proyecto que se suspenda y retrotraiga los aumentos de los impuestos automotor e inmobiliario, a fin de dar un pequeño respiro al bolsillo de los trabajadores de la provincia, y quizás con ello dotar de un impulso al consumo”, establece el proyecto presentado.


-->