Médicos del Hospital Notti viajaron a San Rafael para asistir a una niña de 1 año y 5 meses. Estaba internada en el Hospital Schestakow por una broncoaspiración, la cual es considerada una urgencia médica, ya que pone en peligro la vida del paciente.

Ante un llamado de los doctores Florencia Vizcaino y Julio Nadeo del Hospital de San Rafael a los especialistas del Notti y luego de haber constatado que el traslado de la paciente hacia Mendoza podía ser de alto riesgo, se decidió que los profesionales viajaran con urgencia al departamento sureño.  

Profesionales del Schestakow realizaron el seguimiento de la paciente y luego de varios estudios detectaron que la niña había ingerido un hueso de pollo, que estaba alojado en un bronquio. Esta situación activó la alarma para los profesionales, quienes consideraron la urgencia y que debía ser resuelta por médicos especialistas en extracción de “cuerpos extraños”.

El delicado estado de salud de la paciente movilizo rápidamente un operativo sanitario en el cual participaron, además de los profesionales pediátricos, el Ministerio de Salud y el Ministerio de Seguridad.

El Hospital Notti, como centro de referencia regional en materia de atención pediátrica, cuenta con una guardia pasiva de endoscopia respiratoria 24 horas y los 365 días del año, además de un recurso humano altamente capacitado para la resolución de este tipo de urgencias. También es el único centro asistencial que posee en toda la región el equipamiento necesario para atender estos casos.

“Teníamos un paciente potencialmente grave, debíamos viajar con personal entrenado, porque no sabíamos las complicaciones que pudieran surgir,  entonces viajamos con la anestesista Gisela Martín, dos cirujanos, Humberto Scherl y Gabriel Galdeano, y tres endoscopistas: Ana Lores, Andrés Tollin y yo”, cuenta Mauricio Otárola, quien dirigió y convocó al equipo con la ayuda indispensable de Carolina Membrives, quien tuvo a cargo la logística del viaje.

Operativo de traslado

El operativo de traslado contó con la ayuda del Ministerio de Seguridad, que puso a disposición un helicóptero, el cual partió desde la Base Halcón hacia San Rafael con parte del equipo médico.

El resto del grupo médico se adelantó por tierra para anticiparse en la preparación de la paciente, a la espera del arribo del resto de los profesionales.

Todo el operativo se realizó con rapidez. Es muy importante destacar que el sistema sanitario y sobre todo los profesionales continúan dando respuesta ante la responsabilidad de proteger la salud de la ciudadanía, especialmente de los niños.

El procedimiento

El procedimiento tuvo dos etapas. La primera se denomina “broncoscopia flexible”: los expertos ingresan por la vía aérea -nariz- con ayuda de un endoscopio flexible, a fin de ubicar la posición del cuerpo extraño. Una vez localizado el elemento, se prosigue con la segunda etapa, que es la realización de una “broncoscopia rígida”, la cual permite la extracción.

“El procedimiento fue largo, costó mucho porque el cuerpo extraño estaba adherido a las paredes del bronquio. Pero fue exitoso, no hubo requerimiento de la intervención de los cirujanos. Logramos extraer tres porciones de hueso de pollo. Hoy la niña ya fue dada de alta”, manifestó el doctor Otárola.


-->