El talentosísimo actor y músico maipucino, dialogará sobre su creativo tránsito en pandemia, su amoroso rol de papá y sobre la nueva ficción para Disney, que lo tendrá como uno de sus protagonistas.

Por estos días Mike Amigorena es ante todo “el papá de Miel”, ese nombre tan dulce, va a la perfección con la beba que desde hace casi 8 meses, endulza los días de Mike y su pareja y mamá de Miel, la cantante rosarina Sofía Vítola. “Antes de Miel no tenía la madurez ni las ganas de formar una familia, hacía lo que quería, pero ahora estoy disponible absolutamente para ella y Sofía. También podés estar preso en un exceso de libertad”, dice el actor y músico maipucino, que es sin dudas, uno de los actores más queridos y consagrados de la escena nacional.

Antes de la llegada de la cuarentena, Mike Amigorena encabezaba uno de los últimos grandes sucesos teatrales del país, como fue “Cabaret” junto a Florencia Peña. Ese tremendo éxito, no hizo más que confirmar que su nombre ya es un sello de calidad actoral y de ser uno de los actores más queridos por el público. Además, se preparaba para protagonizar la famosísima pieza teatral ATR, dirigida nada más y nada menos que por Ricardo Darín, y junto a dos también super convocantes actores, como son Pablo Echarri y Fernán Mirás, pero la pandemia detuvo el estreno. “Me reconozco como un performer, tengo un estilo que puede o no comprenderse, pero jamás me traicioné, he vivido en libertad creativa constante”, reafirma el artista nacido en Maipú, su amado pueblo al que siempre recuerda y al que sueña traer a su hija, apenas la pandemia así lo permita.

Creación

Dentro de todos los universos de creación que Mike Amigorena transita, como son la actuación, y la música, en cuarentena el artista le ha sumado su pasión por la cocina. Así fue que con su amiga, la chef Caro Poccard, estrenaron vía zoom #MIK3POCCARD EN CASA, una experiencia interactiva que enseña a “espectadores” sibaritas a cocinar especialidades del dúo como “bruschetta de brie”, confitura de tomate y menta y “risotto ai gamberetti e zucchino”. “Nunca me asusté por quedarme encerrado, siento que la naturaleza se enojó y nos encerró, entonces que podía ponerme a hacer si no era actuar, y bueno surgió cocinar. No le temo a perder lo permanente, porque lo mío es la impermanencia y la reinvención”, confesaba recientemente Mike, quien además hace yoga y estudia inglés.

Pero su amada música que se inició más popularmente con el grupo “Ambulancia” y que luego continuó como solista, fue también otro de los frutos de la pandemia, así gestó un streaming de su nuevo álbum Daä, “estoy siempre en desplazamiento, en investigación contínua y me gusta ya no sentir la presión de tener que llegar a algún lado, lo que creas va encontrando solo su camino, como es lo mágico del arte”, dice el actor quien vive actualmente en Buenos Aires.

Carrera

“Con solo 19 años llegaba desde Mendoza a Buenos Aires, debió pagar su derecho de piso antes de que su talento hiciera lo suyo. Fue telemarketer, cadete, repartidor, pero allá por los 90 lograba su primera aparición en televisión, fue en el popular programa “La familia Benvenuto”, donde su pequeñísimo papel era el de justamente un repartidor de pizza. Pero desde allí el viento fue todo a favor, en 1999 debutaría en la obra “Despertar de primavera” y luego la cámara se enamoró de ese rostro de hombre rudo, que podía mutar en alguien con una atractiva bohemia, y su voz con unos graves, que le componían un impronta tan particular como es todo él. Su pico de popularidad llegó con “Los exitosos Pells”, pero luego de ese boom televisivo, su carrera seguiría y seguiría sumando destacadas actuaciones. Francis Ford Coppola lo eligió como uno de los protagonistas del film que rodó en Argentina, se puso en la piel de José de San Martín y Luis Sandrini en el ciclo televisivo “Historia Clínica”. En cine fue un imitador apasionado de Sandro, fue Hamlet en el Teatro Alvear, fue nominado reiteradas veces por los principales premios de la música en el país, y ahora se prepara para ser uno de los hermanos en ficción de la famosísima actriz Clara Lagos en “Limbo” la ficción que grabará para Disney.

Y aunque su vida profesional siempre sea noticia por sus destacados trabajos y su vida personal interese por el afecto que le tiene el público, él gusta muchísimo de realizar una actividad sin rédito económico alguno y con una fortuna, en la respuesta emocional que se lleva. Se trata del proyecto “Jubilandia” donde junto al también actor y músico Andrés Dadamo, visitan geriátricos hogares de día y centros de jubilados y les regalan a los abuelas y abuelos, canciones, baile y alegría. “Hago el bien y me olvido, si hago el mal me acuerdo”, es todo lo que le gusta decir sobre ese proyecto suspendido ahora en pandemia, pero siempre un proyecto eterno para su vida.

Maipucinísimo

“Apenas pueda llevaré a Miel a Mendoza y a mi amado Maipú”, siempre mis recuerdos son la plaza, para mí la plaza de Maipú es la más linda del mundo y que decir del Imperial, mi querido cine y teatro. Pasión total por ese espacio y orgulloso por cómo se adaptaron en pandemia, a la virtualidad y la generación de contenidos culturales. En verdad soy una personal muy emocional, lloro con facilidad, por tanto claramente cuando pise suelo mendocino nuevamente, la emoción llegará”, decía Mike Amigorena.

La charla que el Cine Teatro Imperial Maipú de Maipú Municipio, tendrá con el actor y músico, será este Viernes 23 de Octubre a las 19:30hs por @imperialmaipu