Funcionarios provinciales señalaron el impacto negativo de la medida en el sector ganadero local. Fue en el marco de una reunión convocada por la Nación en San Juan, para comenzar a trabajar en la elaboración de un plan ganadero federal que este año se confeccionará por regiones.

El Ministerio de Economía y Energía, a través de la Subsecretaría de Agricultura y Ganadería, participó en una reunión convocada por la Nación, a través del Consejo Federal Agropecuario, para avanzar en la conformación de un nuevo plan ganadero nacional.  

En el encuentro, que se llevó a cabo en la provincia de San Juan, participó el ministro de Agricultura Ganadería y Pesca, Luis Basterra, quien estuvo acompañado de los secretarios Jorge Solmi y José Romero. Además, se dieron cita funcionarios del Ministerio del Interior e Infraestructura de la Nación. Por Mendoza, asistieron el subsecretario de Agricultura y Ganadería, Sergio Moralejo, junto al director de Ganadería, Damián Carbó, y Mauricio López Huerta, a cargo del Clúster Ganadero Mendoza.  

El plan ganadero habla de inversiones en infraestructura, financiamiento y conectividad. Además, hace referencia a cuestiones sanitarias. En suma, es un manual de producción al que no nos podemos negar. Ahora bien, desde el clúster y el Gobierno provincial dejamos en claro cuál es nuestra postura respecto del cierre de las exportaciones de carne y de cómo impacta en la economía de nuestros productores”, comentó Carbó tras este primer encuentro.  

El funcionario añadió: “Estamos de acuerdo en sumarnos a la construcción de un plan ganadero nacional, pero con la visión de avanzar en acciones que le den previsibilidad en el tiempo al sector. No creemos que se deba contemplar el cierre de las exportaciones como metodología para desarrollar un buen plan”.  

En otro orden de temas, las autoridades provinciales dejaron en claro que tampoco es conveniente para el sector ganadero provincial la regulación de precios. “Si la decisión es regular los precios de cortes específicos para que los consumidores puedan acceder, ese costo no debe ser cubierto por el primer eslabón de la cadena de producción que son los criadores. El 28% del precio de un corte de carne en góndola está compuesto de impuestos y es allí donde proponemos se reduzcan los costos para el consumidor”, remarcó el funcionario provincial.  

Conectividad, producción y faena  

El titular de Ganadería de la provincia comentó que, en el marco del encuentro, se hizo hincapié en la necesidad de trabajar específicamente en temas vinculados a la conectividad, “debido a que los campos mendocinos son muy extensos y con muy baja población. Esto hace que empresas vean poco tentadoras las posibilidades de brindar algún tipo de servicio debiendo el Estado provincial hacerse cargo de ello”, sostuvo.  

Otras de las solicitudes realizadas por Mendoza a Nación tuvo que ver con la posibilidad de avanzar en un plan gradual del peso mínimo de faena: “Actualmente es de 210 kg. Buscamos que esa cifra se vaya incrementando a razón de 5 a 10 kilogramos por año. De esta manera, se le va permitiendo al productor que se adapte de forma gradual y de paso vaya generando novillos más pesados”, añadió.  

Al cierre, Carbó comentó que solicitó a Nación tomar las medidas necesarias para que no se permita la faena de animales preñados: “Esto suele observarse en los mataderos cuando el precio de la vaca de faena sube”.  

Próximo encuentro      

Consultadas las autoridades de la cartera económica provincial sobre cómo se van a continuar las gestiones para avanzar en este plan ganadero nacional, comentó que se aguarda la confirmación de un nuevo encuentro, esta vez en la provincia de San Luis, con fecha a confirmar. 


-->