El ministro de Economía participó de una conferencia virtual y se refirió a la renegociación de la deuda.

El ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, participó de una conferencia virtual organizada por la Council of the Americas y la Americas Society.  Allí expuso sobre “los esfuerzos del país para desarrollar una reestructuración sustentable de la deuda en la era del Covid-19”.

En el comienzo el titular de la cartera de Economía hizo referencia a la crisis económica por la que transita Argentina, la cual se agravó aún más por la pandemia del coronavirus.

Luego se concentró en explicar la marcha de la renegociación de la deuda. En ese sentido, destacó que el Gobierno “sigue abierto a la negociación y espera un mejor entendimiento con los acreedores” para alcanzar un acuerdo.

La semana pasada, el Ministerio de Economía prorrogó hasta el 24 de julio próximo la vigencia de la oferta original con el objeto de mantener abierto el diálogo y el intercambio de propuestas con los bonistas por la reestructuración de la deuda bajo legislación extranjera.

En este sentido Guzmán detalló que la “Argentina tiene la intención de comenzar negociaciones formales con el FMI para alcanzar un programa” con el organismo, una vez que finalice la reestructuración de la deuda con los bonistas privados.

No obstante, dejó en claro que alcanzar un nuevo programa “va a llevar tiempo” y requerirá “la aceptación de la sociedad en su conjunto”. “Queremos que tenga legitimidad y que ayude a que la Argentina se ponga de nuevo de pie”, sostuvo.

Sobre la negociación puntual con los bonistas, Guzmán reveló que existen puntos de acuerdo con un grupo de acreedores involucrados en el proceso de reestructuración, aunque admitió que con el grupo Ad Hoc “ha sido más difícil” llegar a un entendimiento. “Los términos legales que propuso el grupo Ad Hoc son imposibles de cumplir”, advirti, y sostuvo que Argentina solo va a comprometerse “con los términos contractuales que reciban el aval del G20, del FMI y de la comunidad internacional”.

El ministro también hizo hincapié en el apoyo de toda la Argentina al proceso de reestructuración de la deuda, y destacó el aval de los gobernadores del país, el Congreso Nacional y la sociedad en su conjunto.

Por otra parte, Guzmán se refirió a las medidas adoptadas por el Gobierno para paliar el impacto económico del COVID-19 y, en esa línea, habló del efecto que esas políticas de emergencia tuvieron sobre el déficit fiscal. En ese punto, aclaró que el Gobierno se propone hacer todos los esfuerzos necesarios para proteger a los sectores más vulnerables y, al mismo tiempo, “mantener el déficit bajo control”.