El Monumento de la Virgen se iluminó de violenta para concientizar y visibilizar sobre el Síndrome de Rett.

El pasado sábado 24 y domingo 25 de octubre, el Monumento a la Virgen se iluminó de violeta para concientizar y visibilizar sobre el Síndrome de Rett. La iniciativa fue impulsada por un grupo de padres que luchan para difundir y dar a conocer todo lo que implica esta patología. La información permite advertir y, por lo tanto, detectar de forma correcta y a tiempo.

El Síndrome de Rett es un grave desorden neurológico no degenerativo causado por un gen defectuoso en el cromosoma X, que afecta principalmente a niñas. Este trastorno del sistema nervioso provoca problemas en el desarrollo y suele diagnosticarse erróneamente como autismo o parálisis cerebral. Generalmente, un bebé con esta afección presenta un crecimiento normal entre los 6 y los 18 meses de edad y, luego, comienza un periodo de regresión con síntomas que varían de leves a graves y de una persona a otra. Pueden incluir problemas respiratorios, salivación excesiva, brazos y piernas flácidas, dificultad de aprendizaje, escoliosis, temblor o inestabilidad al caminar, convulsiones, pérdida de habilidad con las manos, movimientos repetitivos, estreñimiento y reflujo gastroesofágico, problemas en el desarrollo del lenguaje, entre otros.

Si bien aún no existe cura, algunos problemas asociados a este síndrome pueden tratarse con terapias ocupacionales, físicas y del lenguaje