El profesor deberá pagar según la cantidad de días y turnos solicitados al municipio.

El Concejo Deliberante de Guaymallén aprobó una ordenanza que obliga a que los profesores de educación física que den clases en los espacios públicos del departamento paguen un canon mensual. 

Dicha medida suma, además, que cada profesional deberá estar registrado en el municipio, y también contar con un seguro de responsabilidad civil. 

A través de un comunicado las autoridades informaron que el objetivo de la ordenanza es “ordenar una situación que creció exponencialmente durante los meses de pandemia, y cuidar a quienes participan, entendiendo que la actividad física es fundamental para la buena salud física y mental”. 

Así, el profesional que posea su certificado habilitante deberá inscribirse en un registro creado para tal fin y allí establecer días y horarios de trabajo en los espacios públicos. El monto a pagar será directamente proporcional con la cantidad de días y turnos solicitados. 

La norma viene a regular una actividad rentada que creció mucho por la pandemia. La idea es poder llevar un control, cuidar a quienes realizan esta actividad mediante normativas y tratar de ordenarlo de manera coordinada entre la dirección de Deporte y la dirección de Comercio, sin perjudicar a nadie”, explicó la presidente del Concejo Deliberante Évelin Pérez.


-->