El fiscal Gerardo Pollicita también imputó al titular de la cerealera, Alberto Padoan, por la deuda de $ 18.500 millones


El fiscal federal Gerardo Pollicita imputó al ex titular del Banco Nación, Javier González Fraga, y a los titulares de la empresa Vicentín, Alberto Padoan y Gustavo Nardelli, por las presuntas irregularidades en la millonaria deuda que la cerealera acumuló con la entidad durante el macrismo. 

El conflicto comenzó cuando a principios de diciembre 2019 Vicentín informó que entró en un proceso de “reestructuración de pagos” a partir de una situación de “estrés financiero”. La noticia mostraba cómo la principal aceitera de Santa Fe y una de las más grandes del país entraba en cesación de pagos con una deuda bancaria total de poco más de $23.500 millones.

Luego se conoció que del total de la deuda, $18.500 millones corresponden a un crédito otorgado por el Banco Nación, lo que se tradujo en fuertes críticas a la conducción de González Fraga en el Banco Nación ya que este crédito superaría los límites establecidos por la normativa bancaria y representan más del 20% del patrimonio computable de la entidad.

La denuncia realizada por un particular se basa en un trabajo hecho por el ex diputado, economista y dirigente de Unidad Popular, Claudio Lozano, quien fue designado director del Nanco Nación por el gobierno de Alberto Fernández. Pollicita explicó en su imputación que había citado a Lozano para que explicara el contenido del informe en su fiscalía antes de realizar el requerimiento que presentó hoy. Y aunque Lozano no concurrió a declarar, tomó el informe hecho por director del Banco Nación de la página web del partido Unidad Popular.