Ya es oficial. El fútbol argentino no comenzará su campeonato el 25 de septiembre. Luego de la reunión del Comité Ejecutivo de AFA, se llegó a un acuerdo para postergar el arranque. La idea, según informan, es que la actividad se reactive en octubre aunque no hay nada en concreto aún.

Esta determinación se tomó teniendo en cuenta el considerable aumento de casos de coronavirus en el país, como también por el brote de contagios en los diferentes clubes de la Primera División. Ante esto, se espera una nueva comunicación entre AFA y el Gobierno para determinar cuáles serán los pasos a seguir.

Por esta razón Godoy Cruz Antonio Tomba deberá esperar el regreso a la actividad. El equipo de Cristian Martínez continúa trabajando de cara al regreso del fútbol profesional en el país, pero al igual que el resto, sólo le queda armarse de paciencia.

Durante la reunión, además, se tiraron dos posibles fechas para el comienzo, 9 o 16 de octubre, pero todo dependerá de la situación sanitaria que atraviese el país en los días previos. También se definió que el fútbol de ascenso no regrese antes del 1° de noviembre y que el certamen termine como máximo el 31 de enero de 2021.