Estuvo compuesta por camioneros nacionales e internacionales, y se produjo en Luján de Cuyo y Uspallata. Se debe al decreto provincial que prevé mayor control a los transportistas, en el contexto de la pandemia por el Covid-19.

Choferes de camiones nacionales e internacionales se manifestaron hoy en Luján de Cuyo y Uspallata, y solicitaron “un mejor trato y flexibilización” del decreto provincial que prevé controles a los transportistas en contexto de la pandemia de coronavirus, indicaron fuentes oficiales y allegados al sector.

Cerca del mediodía, unos 700 camiones detuvieron su marcha en la refinería de YPF de Luján de Cuyo y otros 900 lo hicieron en la localidad de Uspallata.

“Los controles y medidas al sector son un atropello. Nos señalan como infectados, no podemos parar a descansar, higienizarnos o alimentarnos. Pedimos un mejor trato para realizar nuestra actividad. Estamos concentrados pacíficamente en espera de una respuesta por parte de las autoridades”, señaló en declaraciones periodísticas Fabio Lucato, uno de los voceros de los transportistas autoconvocados.

Sobre los controles que prevé el decreto provincial 674/2020, el subsecretario de Relaciones Institucionales del Ministerio de Seguridad de Mendoza, Nestor Majul explicó: “La única restricción severa que tienen con respecto al resto del país es que no pueden aparcar en cualquier lugar”.

Camioneros en Uspallata.

“Si hay un camionero que viene de Buenos Aires, se va en cuarentena a su casa, pero si a los tres días tiene que salir de vuelta sale, no tiene que estar 14 días. Eso está clarísimo en el decreto”, apuntó el funcionario provincial.

A su vez Majul contó que los choferes en Mendoza “pueden cargar combustible donde quieran” y destacó que eso es algo que “no pasa en otras provincias”.

Además recordó que “ellos, los camioneros, al ingresar a la provincia tienen que hacer cuarentena como cualquiera de nosotros si saliéramos”.

“Lo que tienen permitido ellos es que si tienen que trabajar, toman el camión y continúan con su trabajo”, concluyó el funcionario.