En línea con las declaraciones del presidente Alberto Fernández de la última semana, el papa Francisco criticó la idea de la meritocracia, tan arriagada en los discursos de Juntos por el Cambio. Desde su cuenta de Twitter, el sumo pontífice eligió una cita del Nuevo Evangelio para advertir que quien se maneja con esa lógica “pasa de ser el primero a ser el último”.

Quien razona con la lógica humana, la de los méritos adquiridos con la propia habilidad, pasa de ser el primero a ser el último. En cambio, quien se confía con humildad a la misericordia del Padre, pasa de último a primero”, tuiteó Francisco en cita a Mateo 20, 1-16″.

De esta manera, el sumo pontífice coincidió con lo expresado por Alberto Fernández, quien el pasado miércoles, durante un acto en la localidad bonaerense de Benavídez, volvió a remarcar que sí cree en el mérito, pero no en la meritocracia. “El mérito sirve si las condiciones son las mismas para todas y todos, porque si algunos tenemos las mejores condiciones para desarrollarnos y otros no, el mérito no alcanza. No existe el mérito donde el más tonto de los ricos tiene más posibilidades que el más inteligente de los pobres”, aseguró el mandatario.

Esta no es la primera vez que Francisco se expresa de esta manera. En 2017, durante una visita pastoral a Génova, había criticado que “el sistema político favorezca al que especula y no al que invierte y cree en el trabajo”. En ese sentido, sostuvo que “el que despide gente no es un buen empresario, sino un comerciante”, y luego criticó “la cultura de la meritocracia”. “Usa una palabra bella, el mérito, pero se está transformando en una legitimación ética de la desigualdad”, aseguró.

El papa Francisco también había apuntado que “una enfermedad de la economía es la progresiva transformación de los empresarios en especuladores. No deben ser confundidos, son dos tipos distintos. El especulador es una figura similar a la que Jesús en el Evangelio llama ‘mercenario”.

Aquella vez, las declaraciones de Bergoglio habían coincidido con el momento en el que el gobierno de Cambiemos instaló la idea de “meritocracia” como valor en un contexto de despidos y achique del aparato productivo, y con tasas de interés altas que favorecieron la especulación y la denominada “bicicleta financiera”. “Paradójicamente, algunas veces el sistema político parece favorecer al que especula sobre el trabajo y no al que invierte y cree en el trabajo”, había asegurado el Papa.

Fuente Página 12