Editorial

Sin dudas que el Papa Francisco es un ejemplo de liderazgo que admiran mandatarios de distintos países, presidentes de grandes empresas y conductores de otras religiones. En las universidades, el Papa es cada vez más citado en libros y artículos académicos sobre gestión y liderazgo. ¿Cuáles son las razones? ¿De dónde surge su modelo de conducción?

El exdirector ejecutivo de JP Morgan Chris Lowney, autor del libro “Pope Francis: Why He Leads The Way He Leads” (‘Papa Francisco: Por qué lidera en la forma en que lo hace’), explica que el argentino Jorge Mario Bergoglio es un líder auténtico porque basa su liderazgo en los cuatro pilares de su orden religiosa: amor, ingenio, valentía y autoconocimiento.





Hace siete años, la fumata blanca anunciaba que el cardenal argentino era el nuevo líder espiritual de 1.200 millones de católicos en el mundo.

En su primera aparición, en la bendición “urbi et orbi” (“a la ciudad y al mundo”), dijo: “Me parece que mis hermanos cardenales lo han ido a buscar casi al fin del mundo”.

En este período, el papa Francisco ha electrizado a la Iglesia y atraído a legiones de admiradores no-católicos al establecer enérgicamente un nuevo rumbo en la conducción de la Iglesia católica. Lamentablemente las críticas más fuertes a su gestión vienen de nuestro país, su país, en el marco de la fuerte división política y social, llamada la “grieta”, que atraviesa toda la sociedad, y perdura desde hace diez años.

El papa Francisco hoy ha vuelto a marcar liderazgo vanguardista tras haber respaldado la unión civil entre personas del mismo sexo por primera vez como pontífice en una entrevista para el documental “Francesco”, que se estrenó ayer en el Festival de Cine de Roma.

“Las personas homosexuales tienen derecho a estar en la familia, son hijos de Dios, tienen derecho a una familia. No se puede echar de la familia a nadie, ni hacer la vida imposible por eso”, ha apuntado el papa Francisco en el filme, sobre su aproximación a la pastoral.

El apoyo papal apareció a mitad de la película, que profundiza en los temas que más preocupan a Francisco, como el medio ambiente, la pobreza, la migración, la desigualdad racial y de ingresos, y las personas más afectadas por la discriminación.

“Lo que tenemos que tener es una ley de unión civil, de esa manera están legalmente cubiertos”, ha sostenido. “Yo defendí eso”, prosiguió. Estas son las declaraciones que aparecen en “Francesco”, el documental sobre la vida del papa Francisco. La película está dirigida por el ruso Evgeny Afineevsky y presenta la aproximación del Papa a diversos problemas sociales, así como el ministerio pastoral hacia quienes viven, en palabras del pontífice, “en las periferias existenciales”.

Además, el documental cuenta la historia personal de una pareja homosexual de italianos a quienes, según su testimonio, Francisco animó para que llevaran a sus hijos a la parroquia.

Uno de los personajes principales del largometraje es el chileno Juan Carlos Cruz, una víctima de abusos sexuales del clero, quien viajó al Vaticano para dar a conocer su testimonio, un encuentro que sería clave en el giro del Sumo Pontífice.

Cruz relata retazos de su historia a lo largo del documental, en una crónica de la evolución del pensamiento de Francisco acerca del abuso sexual y a la vez de sus posiciones sobre los gays. En el largometraje, volvió a contar que Francisco le aseguró que Dios lo había hecho gay, señaló Cruz.


-->