El fiscal federal Franco Picardi amplió la imputación contra el ex presidente Mauricio Macri y varios funcionarios de su gobierno por “defraudación, administración infiel agravada y malversación de caudales públicos” en el acuerdo con el FMI.

El fiscal Franco Picardi amplió este jueves la imputación contra el ex presidente Mauricio Macri y varios funcionarios de su gobierno por “defraudación, administración infiel agravada y malversación de caudales públicos” por irregularidades en los procedimientos del acuerdo suscripto en 2018 con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la toma de un préstamo por más de 44 mil millones de dólares.

Picardi requirió investigar una denuncia que presentó la Oficina Anticorrupción (OA) que conduce Félix Crous, basada en informes suministrados por el Banco Central de la República Argentina y la Auditoria de la Sindicatura General de la Nación.

La denuncia alcanza además al ex ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, el ministro de Finanzas Luis Caputo y los ex titulares del Banco Central Adolfo Sturzenegger y Guido Sandleris.

El dictamen fue emitido en una causa que ya investigaba el fiscal quien sospecha que el endeudamiento con el FMI se habría configurado mediante la violación de diversos preceptos legales y que el uso de las divisas recibidas del FMI “se destinó en una gran medida a la salida de capitales especulativos”.

La OA solicitó “conocer si existieron vínculos entre los funcionarios y los compradores, y si estos pudieron prevalerse de información privilegiada -y quién la suministró-, para asegurar esas ganancias, que son el espejo del perjuicio que debe afrontar la mayoría del pueblo argentino”

La causa fue sumando numerosas denuncias. Se investigan los posibles delitos de administración fraudulenta contra el ex presidente Macri y funcionarios de su gobierno y está en manos de la jueza María Eugenia Capuchetti, quien ordenó en febrero de este año una serie de medidas solicitadas por el fiscal Picardi.

El fiscal pidió “comprobar si el citado endeudamiento con el FMI se habría configurado mediante el dictado y/o la ejecución de actos jurídicos en franca violación de diversos preceptos legales”.

En ese sentido, el fiscal considera que hay que averiguar si los funcionarios del BCRA actuaron en contraposición a los mandatos planteados en dicha Carta Orgánica, así como si Christine Lagarde y David Lipton actuaron en contraposición a las normativas del FMI en el marco de un acuerdo con funcionarios públicos argentinos.


-->