En vísperas del próximo fin de semana de Carnaval, la Secretaría de Ambiente, a través de la  Dirección de Recursos Naturales Renovables, hace un llamamiento a mendocinos y turistas a respetar las normas para el disfrute seguro en los espejos de agua de Mendoza.

Se implementarán operativos en coordinación con otros organismos provinciales que incluyen acciones de control y prevención a fin de garantizar la seguridad ante el incremento de visitantes previsto en este último receso de temporada cálida. Se intensificarán los controles de documentación de las embarcaciones de sus conductores y los elementos de seguridad correspondientes, además controles de alcoholemia dentro de los espejos de agua. También se reforzarán los controles a las instituciones con concesiones en los perilagos, libros de muelle, sectores boyados, capacidad, guardavidas, etc.

“Desde la Dirección de Recursos Naturales Renovables durante toda la época estival se ha venido ejecutando una campaña de concientización motivando a que la población se informe y acate el paquete de medidas preventivas para afrontar la temporada estival, minimizando los riesgos de accidentes de bañistas o de prácticas de deportes náuticos producidos por hábitos imprudentes o simple transgresión a las normas en esta época de pandemia“ explicó Sebastián Melchor, director de Recursos Naturales.

La Ley 3859 es taxativa al prohibir la natación en áreas no debidamente habilitadas de los espejos de agua de la Provincia. Sólo se puede ingresar al agua en zonas con demarcación o boyado y con servicio de guardavida.

La División de Náutica –perteneciente a la Dirección de Recursos Naturales Renovables- además de sus habituales acciones de prevención y control en los espejos de agua, como fortalecimiento de esta actividad, ha organizado para ésta y las próximas temporadas estivales –junto al Instituto de Educación Física (IEF)- un Curso de Preventor Náutico. El mismo, está destinado a capacitar personal en el conocimiento general de náutica, rescate, primeros auxilios y comunicaciones.

Ante un caso reciente de público conocimiento de grave infracción en Naútica, inspectores de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial debieron instrumentar fuertes sanciones a propietarios de las embarcaciones. Incluyeron altas multas e incluso inhabilitaciones por un año para navegar y conducir embarcaciones dentro de los espejos de agua de la Provincia. Se recuerda que las sanciones en materia de Náutica van de $3.870 a $248.500 y -según a la gravedad del caso- se puede aplicar una pena adicional de inhabilitación temporaria o definitiva.

Desde el Gobierno provincial se viene trabajando en materia de concientización para hacer cumplir y respetar las normativas sanitarias vigentes de acuerdo a la pandemia como así también en las leyes vigentes de protección y cuidado del ambiente. Es por eso que se solicita a la sociedad cumplir con las indicaciones brindadas por las autoridades competentes y denunciar ante cualquier infracción que ponga en riesgo la
vida de las personas o al Ambiente al 911.

Asimismo, la Secretaría de Ambiente recomienda a la población consultar las medidas preventivas e incluso descargar el Manual de Náutica ingresando al www.ambiente.mendoza.gov.ar.

Más controles en rutas de montaña

Desde la Unidad Ejecutiva de Seguridad Vial (UESV), dependiente de la Secretaría de Servicios Públicos de Mendoza, señalan algunos puntos fundamentales a tener en cuenta por los conductores.

Claves: antes y durante un viaje por rutas de montaña

Tanto a la ida como de regreso, no perder la paciencia si la ruta se encuentra congestionada. Mantener la ubicación en el carril, no realizar sobrepasos y no utilizar la banquina como vía de tránsito.

Una vez en el camino, en caso de tener algún desperfecto, parar lo más lejano a la ruta posible (si es factible, en lugares destinados para detenerse) y colocar las balizas a 75 metros del vehículo, en cada sentido de la ruta. Si es una autovía, colocar la primera a 75 metros del vehículo y la segunda baliza a 150 metros.

Usar ropa holgada, cómoda y fresca para manejar. En cuanto al calzado, también debe ser cómodo. Se recomienda calzado cerrado o acordonado como las zapatillas.

Lo que exige la Ley

– Todas las personas en un vehículo deben llevar abrochados el cinturón de seguridad, tanto en los asientos delanteros como traseros.

– Los menores de 12 años tienen que viajar en los asientos de atrás con cinturón abrochado.

– Los menores de 4 años deben ir en butacas (sistemas de retención infantil) homologadas.

– Las mascotas que se encuentren en el vehículo deben ser colocados en las plazas traseras y debidamente sujetas.

El buen uso del cinturón de seguridad

La UESV señala algunos puntos fundamentales para tener en cuenta con respecto al uso del cinturón de seguridad, tanto en plazas delanteras como trasera:

– Comprobar que las bandas no estén torcidas o enganchadas. Coloque la banda horizontal lo más baja posible, entre la pelvis y los muslos, nunca sobre el abdomen.

– Ajustar la altura del anclaje superior para que la banda diagonal no toque el cuello.

– Las embarazadas deben colocarse la banda diagonal entre los senos y la cinta inferior bajo el abdomen.

Sistemas de retención infantil

Los menores de 12 años tienen que viajar en los asientos de atrás con cinturón abrochado o en busters. Los menores de 4 años deben ir en butacas (sistemas de retención infantil) homologados, siendo el peso el factor de referencia para seleccionar las butacas.

A la hora de seleccionar un sistema de retención infantil, hay que saber que éstos se clasifican en función de las medidas corporales del niño, siendo el peso el factor fundamental:

  • El Grupo 0 que abarca bebés desde el nacimiento hasta los 10 kg
  • El Grupo 0+ es para niños con un peso menor a los 13 kg
  • El Grupo I es para niños de entre 9 y 18 kg
  • El Grupo II para niños entre 15 y 25 Kg
  • Grupo III para niños con peso entre 22 y 36 Kg. Aquí se puede utilizar busters o butacas adaptables en altura y peso.

-->