El presidente viajó luego de recibir el alta por el aislamiento preventivo que había realizado.

El presidente Alberto Fernández viajó el mediodía de este jueves a Uruguay, en un viaje exprés que no había sido anunciado por las autoridades oficiales, y almorzará con su par Luis Lacalle Pou para comenzar a diagramar la agenda regional.

El jefe de Estado abandonó este jueves el aislamiento preventivo tras realizarse el segundo hisopado para detectar la covid-19, arrojando este un resultado negativo. Estos días cumplió un estricto aislamiento tras haber tenido contacto con el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, contagiado de coronavirus.

El Presidente aterrizó a las 12:45 en Uruguay para almorzar con Lacalle Pou, en un encuentro llevado a cabo en la Estancia de Anchorena, en Colonia. Entre los temas de agenda a debatir estarían el acuerdo comercial con China, el proyecto de la hidrovía, la temporada de verano y la actualidad política de América Latina.

Fernández, que conoce a la familia de Lacalle Pou hace muchos años, tuvo el último encuentro con su par el pasado 10 de diciembre, cuando el presidente uruguayo asistió a su asunción.

La gestión de este viaje, el primero que realiza el Presidente al exterior tras el comienzo de la pandemia, habría sido coordinada por el canciller uruguayo, Francisco Bustillo, cuando viajó a Bolivia para la asunción de Luis Arce.