La senadora nacional por Mendoza, Anabel Fernández Sagasti, dijo este miércoles que el préstamo que autorizó el Fondo Monetario Internacional en 2018 y que engrosó la deuda argentina en 44 mil millones de dólares fue “político” y que sirvió para financiar la campaña electoral de Mauricio Macri.

   “ Se trató de un empréstito político porque va en contra de la misma carta orgánica del FMI” 


“A principios de 2018 vino el préstamo político del FMI a la Argentina. Le pagamos a Cambiemos la campaña electoral más cara de la historia argentina y todos la vamos a tener que pagar”, enfatizó la legisladora oficialista.


Fernández Sagasti aseguró que se trató de un empréstito “político porque va en contra de la misma carta orgánica del FMI”.

“Es el préstamo más abultado de la historia del Fondo a un país que claramente no tenía posibilidades de pago”, enfatizó.

Finalmente, la senadora mendocina reclamó que haya “responsables políticos y penales” del endeudamiento y resaltó que “la política tomó de nuevo la conducción económica de este país”.