El presidente sostuvo que “el tiempo de los codiciosos ha terminado”, en el encuentro de mandatarios nacionales que se realizó a través de teleconferencia.

El presidente Alberto Fernández sugirió hoy, al hablar en la cumbre del G20 que se realiza de manera virtual, que los países del mundo “compartan la visión” de la Argentina de hacer primar la salud frente a la economía ante la pandemia del coronavirus y, en ese sentido, impulsó “diseñar y suscribir un gran pacto de solidaridad global” ya que “ha quedado visto que nadie se salva solo”.

Según dijo Fernández en teleconferencia virtual desde la residencia de Olivos, ese pacto lo exige “la urgencia que marcan las muertes” y propuso “crear un Fondo Mundial de Emergencia Humanitaria que sirva para enfrentar mejor equipados de insumos el contexto que vivimos”.

La videoconferencia arrancó a las 9.05 y Fernández participó desde la Residencia de Olivos, donde sigue con su cuarentena, acompañado por el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, el canciller Felipe Solá y el ministro de Economía Martín Guzmán, el Presidente esperará su turno para transmitir como mensaje la necesidad de priorizar la salud de la población por sobre cualquier otro aspecto.

En efecto, al hablar frente a los presidentes y jefes de estado del G20, el mandatario argentino dijo que “enfrentamos el dilema de preservar la economía o la salud de nuestra gente. Nosotros no dudamos en proteger integralmente la vida de los nuestros”.

Y agregó: “El tiempo de los codiciosos ha llegado a su fin. Como enseña el Papa Francisco, tenemos que abrir nuestros ojos y nuestros corazones para actuar con una nueva sensibilidad”.

La presidencia de la cumbre de este año está en manos de Arabia Saudita, que tenía prevista decenas de reuniones que ya habían empezado a realizarse en las principales ciudades, por lo que el rey Salman Bin Abdulazis Al Saud decidió convocar a este encuentro extraordinario de presidentes, en lo que se transformó en la primera cumbre en modo virtual.

Alberto Fernández mantuvo una reunión con el Banco Mundial, ayer, también por videoconferencia (Presidencia).
Alberto Fernández mantuvo una reunión con el Banco Mundial, ayer, también por videoconferencia (Presidencia).

La cumbre de presidentes está prevista para fines de noviembre y sigue en pie. En cambio, ya está decidido que la previa del G20, durante los próximos dos meses, continuará pero en modo virtual, como el encuentro que hoy están concretando los presidentes y jefes de Estado, lo que sin duda significará un desafío en materia tecnológica.

El G20 nació como un grupo de países abocado a dar respuesta rápida y coordinada ante la crisis financiera del 2008, lo que siguió siendo parte sustancial de la agenda, buscando coordinar las políticas de los bancos centrales de cada uno de los países miembros, lo que fue derramando en un sistema global de alerta en la materia que funcionó eficazmente.

Con el transcurso del tiempo, los países organizadores fueron incorporando nuevos tópicos a la agenda, buscando una interrelación de los equipos político-técnicos de todo el mundo en cuestiones que también incluyen la salud.

De la cumbre presidencial virtual participaron Scott Morrison (premier de Australia), Jair Bolsonaro (Brasil), Justin Trudeau (Canadá), Xi Jinping (China), Emmanuel Macron (Francia), Angela Merkel (canciller de Alemania), Narendra Modi (primer ministro indio), Joko Widodo (Indonesia), Sergio Materella (presidente de Italia), Giuseppe Conte (primer ministro de Italia), Shinzo Abe (premier japonés), Andrés López Obrador (México).

También Vladimir Putin (Rusia), Cyril Rampahosa (Sudáfrica), Moon Jae-in (Corea del Sur), Recep Tayyp Erdogan (Turquía), Boris Johnson (premier del Reino Unido), Donald Trump (Estados Unidos), Charles Michel (presidente del Consejo Europeo), Ursula von der Leyen (presidenta de la Comisión Europea) y Josep Borrell (alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y de Política de Seguridad), entre otros.

También acompañaron al Presidente los secretarios General Julio Vitobello, de Asuntos Estratégicos Gustavo Béliz y de Comunicación y Prensa Juan Pablo Biondi.