El presidente Fernández participó este miércoles de un acto en Entre Ríos y, en medio de las polémicas que lo rodean, se mostró confiado en que “la Argentina del año que viene va a crecer muy vertiginosamente”

El presidente Alberto Fernández aseguró hoy en Entre Ríos que la caída del PBI es algo “absolutamente razonable” por la pandemia y consideró que en 2021 la economía argentina va a crecer “muy fuerte”, al tiempo que planteó la necesidad de revalorizar el peso.

Que la economía argentina caiga es algo absolutamente razonable porque es lo que pasa en todo el mundo por la pandemia”, señaló Fernández, en referencia a la baja de 19,1% que marcó el PBI durante el segundo trimestre del corriente año, en los meses de mayor impacto de las medidas implementadas para reducir el avance del coronavirus.

“De lo que sí estoy seguro es que todos los indicadores nos dicen hoy que la economía ya se está recuperando, ya tiene niveles de consumo mayores a los de marzo, que ya eran mayores a los de diciembre, son datos alentadores pero como diciembre era el peor de los mundos las mejoras no son todo lo fuerte que queremos”, agregó el jefe del Estado esta tarde durante una conferencia de prensa brindada en el marco de su visita a Entre Rìos.

“Hay que darnos un poco más de tiempo, estoy seguro que la Argentina del año que viene va a ser una de una gran oportunidad, y va a crecer muy vertiginosamente, tenemos que pasar este tiempo de transición”, enfatizó.

En otro orden, indicó que “la Argentina tiene un debate que dar, un debate cultural de revalorizar el peso, hay que cambiar la conciencia argentina, tenemos que reconstruir la moneda, darle fortaleza y entender que hemos empezado a hacerlo, pero va a demandar tiempo”.

Tras reseñar que su gobierno recibió “un país sin reservas, en default, que tenía que cubrir obligaciones internacionales con menos de US$ 10.000 millones como reservas de libre disponibilidad”, afirmó que hay “que administrar los dólares con mucho cuidado porque lo que más nos importa es que los dólares los reciban los que compran insumos para producir en la Argentina”.

En ese sentido, adelantó que el Gobierno prepara “una batería de ideas adicionales para tratar de captar más ahorro en pesos, e invitarlos a los argentinos a confiar en sus pesos”.

“Tenemos que entender que es una etapa de transición, entre el caos que heredamos y la Argentina que queremos, no vinimos a administrar la escasez de dólares, sino a producir y dar trabajo, nos toca administrar la carencia que heredamos y se profundizó con la pandemia, hay que tener paciencia, vamos a salir adelante, la Argentina no es ese país apocalíptico del que hablan los analistas, sino uno que está pasando un momento difícil pero con un pueblo maravilloso con ganas de reponerse y nos va a acompañar”, concluyó.