El presidente encabezó el acto a través de videoconferencia con el gobernador desde Maipú. “Estoy feliz por los maipucinos que están entrando a sus casas”, dijo

El presidente Alberto Fernández encabezó desde el predio Procrear del partido bonaerense de San Antonio de Areco, la entrega de viviendas para familias de Mendoza y de otras provincias como Misiones, La Rioja y Santiago del Estero.

En nuestra provincia, el gobernador Rodolfo Suarez junto al vice Mario Abed, la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti y el intendente de Maipú, Matías Stevanato, llevaron adelante el contacto con el presidente por la entrega de casas en ese departamento.

Suarez le comentó a Fernández que “en actos como este no hay diferencias políticas. Hay un Estado nacional, provincial y municipal que trabaja en conjunto para que este sueño se les haga realidad a las familias”.

“La calidez humana y la alegría que sentimos cada uno de nosotros al hacer entrega de una casa supera el momento que atravesamos”, añadió.

Por su parte, Fernández comentó: “Estoy feliz porque en Mendoza hay maipucinos que están entrando a sus casas”.

“Es un día importante porque cuando llegamos al Gobierno nos encontramos con 11 mil viviendas sin concluir por razones que uno no logra entender si son razones políticas, por inoperancia o maldad”, aseguró el presidente y agregó que “en esos 4 años los pícaros tomaron deuda, compraron dólares y se los llevaron al exterior”.

En tanto, aclaró: “Uno no quiere estrujar el pasado y no queremos sembrar grietas. Pero queremos aprender porque detrás de cada obra y casa inconclusa, hay también una lógica que subyace de quién gobierna. Yo no estoy en paz sabiendo que hay 11 mil casas que aún no se terminan”.

“No es solamente darle un techo a la gente, es darle un lugar digno y seguro para que puedan vivir. Es eso lo que tenemos que hacer porque hay millones de argentinos que esperan un auxilio del Estado. Se trata de un derecho humano”, aseveró.

Y concluyó: “Hoy nos arremangamos y trabajamos por poner de pie a la Argentina”.