El presidente Alberto Fernández participó en un encuentro virtual organizado por Credicoop y afirmó que la llegada de la vacuna contra el coronavirus impedirá que en Argentina haya una segunda ola del virus, como sucede en Europa. “Tengo la impresión que la Argentina está en un punto donde podemos ver un horizonte de salida. La vacuna está cercana y con la vacuna nos vamos a poder evitar lo que está viviendo Europa: la segunda ola del coronavirus“, sostuvo el mandatario.

Según el ministro de Salud, Ginés González García, se espera que en marzo empiecen las campañas de vacunación masiva en el país. El titular de la cartera sanitaria afirmó que los primeros en recibir la vacuna serán el personal de salud y las personas que se encuentren en grupos de riesgo. 

El presidente, que anunció una nueva extensión de las medidas de aislamiento, destacó que la estrategia sanitaria Argentina permitió salvar vidas. “Cuando yo decía e insistía que el problema no había pasado y debíamos cuidarnos y preservarnos, muchos decían que era una locura mía y que estaba enamorado de la cuarentena. Yo de lo único que estoy enamorado es de la vida”, indicó durante el encuentro virtual moderado por Carlos Heller.

“La historia me dio la razón. Miren los rebrotes en Italia, Francia y España y dense cuenta de que aquello de lo que hablaba no era un acto de prepotencia, sino de lo que vislumbrábamos”, señaló el presidente. Este fin de semana, tanto Italia como España anunciaron cierres de actividades para frenar la segunda ola de contagios.

Fernández manifestó su preocupación por el impacto de la pandemia en la economía y afirmó que “estamos pasando momentos difíciles” agudizado por “los que especulan, los que apuestan a que la economía argentina tome un rumbo donde unos pocos ganan y millones pierden”.

El mandatario también destacó la importancia del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) para mantener el nivel de empleo en pequeñas y medianas empresas, a pesar de la crisis económica generada por la pandemia. “Auxiliamos a más de 300 mil empresas pagando parte del sueldo de sus trabajadores, y con eso conseguimos algo que muchos no advierten: prácticamente, el nivel de empleo se mantuvo”, subrayó.

Fuente Página 12