El decreto que publicó el gobierno provincial sólo prohíbe las reuniones en domicilios particulares.

El gobierno provincial suspendió las reuniones familiares y sociales en los domicilios, porque son los lugares dónde se relajan los cuidados y no se cuenta con la ventilación adecuada. Es decir, dónde son más proclives los contagios.

Por eso mismo, para mantener la vida social activa en la Provincia y fortalecer la prevención, el gobierno dejó habilitados los encuentros en espacios públicos como parques y plazas, con uso obligatorio de barbijo y distanciamiento.

Otra opción disponible es reunirse en los cafés o restaurantes. Allí el máximo de personas que pueden hacerlo es sólo de 6 por mesa y quién reserve, debe hacerlo según el DNI habilitado ese día (no así los demás participantes).