Se trata de Joselyn Cano y tenía más de 13 millones de seguidores en Instagram. Era la segunda vez que se sometía el riesgoso procedimiento estético. La familia decidió trasmitir el funeral por YouTube

La mujer, que vivía en Newport Beach (California, EE.UU.), viajó a Colombia, donde le hicieron la operación de levantamiento glúteos, después de la cual murió el pasado 7 de diciembre. Hasta ahora, se desconoce la causa exacta del fallecimiento.

La familia de la “instagramer”, que tenía más de 13 millones de seguidores, todavía no hizo comentarios de la tragedia. Pero si tomaron la dicisión de transmitir el funeral, que tuvo lugar el pasado jueves en California, por Youtube para que que sus fans puedan “dar el último adiós, ya que por la pandemia del coronavirus la asistencia estaba limitada.

Según el equipo médico, esta fue la segunda cirugía de este tipo a la que Cano se sometió.

Los médicos expresaron anteriormente su preocupación por los riesgos asociados con el procedimiento, que consiste en extraer grasa de otras partes del cuerpo para inyectarla en los glúteos

Las complicaciones ocurren cuando se inyecta grasa accidentalmente en la vena de un paciente y entra al torrente sanguíneo, formando coágulos.

De acuerdo a un relevamiento de la Sociedad Américana de Cirujanos Plásticos, la tasa de muerte por el procedimiento es de alrededor de uno en 3.000, la más alta de cualquier procedimiento estético. E incluso algunos datos sugieren que podría llegar a uno en 500. 


-->