El fútbol mendocino sufrió otro golpe duro. La muerte del Trinche Carlovich caló hondo en los hinchas del fútbol vernáculo, especialmente en los de Independiente Rivadavia, en donde el jugador Rosarino dejó una marca imborrable.

Hace instantes la página oficial del club Godoy Cruz publicó la desaparición física del legendario Julio Roque Pérez , más conocido como el Loco Julio. “Simplemente GRACIAS por el amor sincero a nuestros colores. Hasta siempre Julio querido” reza el comunicado Tombino.

“Por la situación ya conocida del COVID-19, no se realizará velatorio. Seguramente cuándo pase este periodo, recibirá su merecido homenaje” dice otro de los mensajes emitidos por el club.

Cuenta la historia que a los 15 años el querido Loco ganó la Lotería de San Juan. La policía lo acompañó a buscar la plata a la otra provincia, el dinero fue donado completamente al club ayudando a la construcción del estadio Feliciano Gambarte, unos de los más modernos de su época.

“En el año 1964, Godoy Cruz enfrentó al Santos de Pelé, Le sacaron una tarjeta roja a un jugador de Godoy Cruz, me metí a la cancha y le pegue al árbitro Coresa, por eso Coresa no quiere venir más a dirigir acá”. declaraba en una entrevista concedida a Diario Jornada.

El Loco era nacido en el distrito de Ingeniero Giagnoni del departamento de Junín.