Una muy mala noticia para el deporte mendocino, especialmente para el del hockey sobre patines. Anoche partió, vaya uno a saber dónde, Alberto Montenegro, dirigente de la rama del club Godoy Cruz Antonio Tomba.

Hoy iba a cumplir 54 años. No los pudo festejar. Su desaparición física deja un gran vacío ya que Alberto era un tipo muy querido en el ambiente.

“Jamás pensé que esto fuera a pasar, tener que despedir repentinamente a mi gran Amigo de estos últimos 20  años. Más que un amigo un hermano que la vida me dio, aquel que siempre estuvo a mi lado en las malas mucho más, incondicional al mil por mil. Alberto, hermano, te voy a extrañar. Que Dios te bendiga y te tenga en su gloria. No te digo adiós, te digo hasta siempre flaco. QEPD” posteó en su red social Piero Bonet, el entrenador del Tomba.

“Hoy te despedimos con mucha tristeza y amor! Sos un gran hombre, siempre colaborando y al pie del cañón. No tenemos más que palabras de agradecimiento porque estuviste para nosotros junto a tu familia, en un momento difícil. Hasta siempre Alberto Montenegro” escribió en face su amiga Carolina Díaz Oyarce.

Juana Pannella también lo despidió; “Que noticia triste. Un trabajador incansable del hochey patín, un buen hombre. Q.E.P.D. Condolencias a la familia. Marcos Bonet hizo lo propio diciendo; “Un amigo nunca se va vive en nuestros corazones por el resto de nuestras vidas, tantos momentos compartidos. Más que un amigo un padre. Que descanses en paz Albert” escribió.

“No puedo creer amigo de la vida que te hayas ido, no tengo palabras para expresar el dolor que sentimos. Siempre recordaremos esos momentos tan lindos que compartimos, te fuiste unas horas antes de tu Cumple. Vuela alto amigo. Feliz Cumple al cielo. Estarás siempre en nuestro corazón.  Stefi Ficiara Toloza, Enzo Ficiara, Ornella Toloza, Lili Toloza Mariman”.

Uno piensa que nunca le va a tocar, hasta que le toca. Y me tocó despedir a MI PAPA, a mis 25 años y a tus 53..casi 54 porque ya es tu cumpleaños. Me tocó verte dar tu último esfuerzo x vivir, me tocó ver tu piel cambiar de color, me tocó verte intentando tomar aire para llenar tus pulmones y me tocó verte no lográndolo. Me tocó ver que la enfermera cansada de hacer RCP me mire y me haga un gesto de “no” con la cabeza. No entiendo nada, para mi te fuiste a pasear la perra al parquecito y estoy esperando que vuelvas. Tengo el alma rota, volá alto Narigón” fue lo que escribió su hija Milu.

El mundo del hockey sobre patines está consternado, dolido por la partida de una buena persona como lo era Alberto. Hasta siempre y muy feliz cumpleaños. Te recordaremos.